Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Antiguo Egipto’

Hay ciertas historias que, a pesar de que son conocidas, siempre es alentador recordar. La de Howard Carter y Lord Carnavon es una de ellas. Resulta que en la tumba que descubrieron, la mas famosa de la historia, había una cantidad importante de pequeños barcos. El rey niño Tut (Tutankamon) fue enterrado con 35 modelos de naves, que le servirían para navegar por el mas allá. Su espléndido tesoro, el que lo ha hecho conocido en el mundo entero, contenía un grupo de modelos de barco, y de algunos tenemos imágenes, que se han expuesto hace poco tiempo.

No son las inmensas naves de la tumba de Keops, sino pequeños objetos, que sin embargo presentan gran interés, tanto por hallarse en la tumba del rey mas famoso del antiguo Egipto, como por lo que significan para la historia de la construcción naval.

7-curiosidades-sobre-tuntankamon-para-ti-que-disfrutas-de-la-egiptologia-3

Sarcófago de oro del rey Tut

Barcos fluviales 

Pronto se va a celebrar el centenario del descubrimiento de la tumba de Tutankamon, y recientemente han salido a la luz pública papeles e imágenes del hallazgo. También en unos meses se supone que en el nuevo Gran Museo de Egipto estarán expuestos estos barcos en miniatura. Mientras comentamos aquí algunos de los modelos conocidos.

a) Imagen de la tumba de Tut, con los modelos de barco

En esta fotografía de la época se pueden apreciar los barcos que se hallaron en la tumba del faraón de la XVIII dinastía. Están en la parte superior, tanto a la derecha como a la izquierda, y se puede comprobar que había de distintos tamaños.

Antigua imagen de los tesoros encontrados en la tumba del rey Tut, en 1922. Fuente

b) Una nave policromada

La nave inferior representa una barca fluvial bellamente decorada. En el centro lleva una cámara, en la que irían los pasajeros. La propulsión sería exclusivamente a remo del tipo pagaya o zagual, es decir, un remo corto de una sola pieza, cuyo palo redondo, tiene en el guión una muletilla y en el otro extremo una pala de forma acorazonada.

tut51b

Embarcación fluvial

Tiene dos cubichetes, uno a popa y otro a proa. En el de popa irían los timoneles con un timón de espadilla a cada banda. El cubichete de proa se usaría para pescar y para sondar con una larga vara.

c) Embarcación con vela egipcia

Barco fluvial propulsado a vela y remo. Los remos y los timones los mismos que en el caso anterior. El árbol en el centro está rodeado por unos mamparos que hacen pensar que, una vez izada la vela, podría ponerse un toldo y convertir el lugar en una cámara. La vela es la clásica vela redonda egipcia de la época.

Barca fluvial a vela y a remo

El grátil de la vela está envergado a una entena, como en todas las velas cuadras o redondas. La novedad consiste en que el pujamen, la parte baja de la vela, también está envergado a otra entena. La gran cantidad de cabos que caen desde el calcés del palo, sirven para mantener la entena del pujamen en posición. Los cubichetes de popa y proa están muy decorados, de lo que se deduce que podían servir de asiento a los pasajeros.

En síntesis

Estas pequeñas naves son de gran interés para el estudio de la construcción naval en la época protohistórica y una muestra fehaciente de la historia marítima de una de las grandes civilizaciones del mundo antiguo: el Egipto faraónico.

Más sobre el antiguo Egipto

Read Full Post »

Recientes excavaciones han sacado a la luz pública la existencia de un puerto que facilitó la llegada de materiales para que Keops, el faraón, pudiera construir su sepultura: la gran pirámide que lleva su nombre, y que durante siglos fue el edificio mas alto de la tierra.

La gran pirámide de Keops, una de las maravillas del mundo antiguo. Fuente

La gran pirámide de Keops, una de las maravillas del mundo antiguo. Fuente

El faraón mandó construir un puerto artificial en las orillas de Mar Rojo: Wadi al Jarf, situado a unos 200 km de Giza. A él llegaban, procedentes de la península del Sinaí, naves cargadas con cobre, el material del que se hacían los cinceles que se utilizaban para cortar y picar la piedra que formaba las paredes de la gran pirámide (mas información en Parra 2015).

Algunas de las herramientas de sobre que se utilizaban. Fuente.

Algunas de las herramientas de sobre que se utilizaban. Fuente: Weeks, 1990.

En las excavaciones también se han descubierto los papiros con jeroglíficos mas antiguos del mundo, que contienen las anotaciones de un oficial encargado de un grupo de obreros cuya misión era el transporte de las grandes piedras que formaban las pirámides. Igualmente se han hallado anclas y material de cordelería.

This undated photo released by Egypt's Supreme Council of Antiquities Thursday, April 11, 2013, shows hieroglyphic papyrus discovered at Wadi el-Jarf, nearly 180 km (111 miles) south the coastal city of Suez, Egypt. Egypt’s state of antiquities affairs minister has declared the discovery of a historic coastal port dating back to King Khufu of the fourth dynasty of the old pharaonic kingdom. The Franco-Egyptian team working in the Suez archaeological area also discovered hieroglyphic papyri and stone anchors. Most of the discovered papyri date back to the 27th year of the reign of King Khufu. The papyri included information about number of the port workers and details about their daily lives. They were transferred to the Suez museum for study and registration. (AP Photo/Egypt's Supreme Council Of Antiquities)

Uno de los papiros encontrado en las excavaciones (detalle). Contiene información acerca del número de trabajadores del puerto y detalles de su vida diaria. Fuente: Egypt’s Supreme Council Of Antiquities

Recomendamos esta entrada hecha por un arqueólogo italiano que además es alumno del Máster en Historia y Patrimonio Naval, Daniele Pragliola.

epineion: Arqueología de Puertos

El yacimiento arqueológico de Wadi al-Jarf constituye un interesante ejemplo de instalaciones portuarias y actividades marítimas en el Mar Rojo por parte de los antiguos egipcios durante el Reino Antiguo.

El reciente descubrimiento de este enclave contribuye a la comprensión mas profunda de las actividades marítimas en el Golfo de Suez, y puede compararse con las instalaciones de Wadi/Mersa Gawasis y Ayn Sukhna, de las que éste se convertiría en antecedente.

map Mapa de Wadi al-Jarf. Fuente:  G. Maruard

Localización

El yacimiento está localizado en la costa oeste del Golfo de Suez, 20 km sur de Zafarana y a 100 km. sur de Ayn Sukhna, otro embarcadero egipcio regularmente utilizado entre finales del Reino Antiguo y el Reino Medio (2550 – 1700 a.C.). Las instalaciones de Wadi al-Jarf parece que empezaron a utilizarse  a partir del reino de Snefru (2620 – 2580 a.C.) y particularmente utilizadas bajo el reino de Khufu…

Ver la entrada original 1.515 palabras más

Read Full Post »

Hay muchas ciudades marítimas, pero posiblemente sea Alejandría, la última capital del Egipto faraónico, la que nos traiga a la memoria antiguas glorias pasadas, monumentos míticos ya destruidos pero nunca olvidados e instituciones culturales que sentaron las bases de las actuales bibliotecas y museos.

Localización de la ciudad

Localización de la ciudad

La ciudad de Alejandría en la Anitgüedad

La ciudad de Alejandría en la Antigüedad

La literatura, y especialmente el cine, han contribuido a ello. Los amores de Cleopatra, descendiente directa de Alejandro Magno, con Julio César primero y con Marco Antonio después, la hicieron conocida a nivel mundial, aunque muchos de sus logros pasaran inadvertidos. Una de sus hijas, Cleopatra Selene, fue reina de Numidia (en África) tras su matrimonio con el rey Juba II.

Cleopatra

Cleopatra

La fundación de la ciudad

Cuando el gran Alejandro Magno decidió fundarla en la costa mediterránea oriental, exactamente en el delta del mítico río Nilo, una cultura fluvial estaba dando paso a otra marítima. Las magníficas capitales anteriores, situadas en las orillas del Nilo, dieron paso forzoso a una nueva urbe, localizada en el gran Mar. Así Alejandría se crea en el año 331 a.C., en una estratégica región, que muy pronto se convirtió en el centro comercial del mundo antiguo. Su fundador sería conocido, entre otros motivos, por iniciar una época de extraordinario intercambio cultural, en la que los helenos se expandieron por los ámbitos mediterráneo y del próximo oriente.

El imperio de Alejandro el Magno. Fuente

El imperio de Alejandro el Magno. Fuente

También la nueva dinastía que desde esta ciudad gobernaba Egipto, la de los Ptolomeos, supuso una mezcla de culturas, de las dos mas imponentes que se desarrollaron en esta parte del mundo: la egipcia y la griega. Tiempo después, tan impactante sería la llegada a Alejandría para las tropas romanas, que este nuevo y poderoso imperio otorgó a ésta casi las mismas “mercedes” que a su capital, la Roma inmortal, y pronto la antigua ciudad de los Ptolomeos se convirtió en la segunda de mayor importancia del imperio romano. La expansión territorial imperial literalmente circunvalaba el Mar Mediterráneo, y Alejandría se convertiría en su puerto comercial mas importante, desde el que se exportaba todo el excedente de granos y otros productos agrícolas que se cultivaban en abundancia a lo largo del fértil valle egipcio.

Alejandría según el mapa de Piri Reis

Alejandría según el mapa de Piri Reis

Sus proyectos arquitectónicos y culturales

Con estas sinergias fundacionales se sentó la semilla de una gran urbe, que pronto comenzó a tener teatros, anfiteatros y baños de extraordinarias dimensiones, sólo superados por Roma. Sin embargo, la ciudad es conocida por haber sido la sede de dos grandes construcciones: el faro y la biblioteca.

Dibujo sobre cómo pudo ser la Biblioteca

Dibujo sobre cómo pudo ser la Biblioteca

El gran faro

En esta urbe singular se comenzaron a construir una serie de monumentos en los que la identidad marítima estaba fuera de dudas, de todos el mas conocido es el famoso, y ya desaparecido, faro de Alejandría.

“Su fama, sin embargo, en cierto grado, se debió sin duda, a la visibilidad de su situación, el aumento, como lo hizo, a la entrada del mayor emporio comercial de su tiempo, y de pie allí estaba, como una columna de nube durante el día y de fuego de noche, para atraer la mirada de bienvenida de cada marinero errante cuyo barco llegó dentro de su horizonte, y despertar su gratitud por ayudar a su orientación y disipar sus temores.” (texto traducido y adaptado, tomado del proyecto Baldwin).

Una recreación del faro de Alejandría

Una recreación del faro de Alejandría

La gran biblioteca de la Antigüedad

En el ámbito cultural se pusieron los pilares de dos grandes instituciones, vinculadas desde sus inicios no sólo con la lectura, sino con la educación y la investigación. El Museo y la Biblioteca anexa es posible que sean dos de las instituciones mas conocidas de la Antigüedad, dejando atrás a otras como las bibliotecas de Pérgamo o de Éfeso, entre otras.

academic-writing-scrolls

Sobre esta famosa y mítica biblioteca ya hemos escrito (la biblioteca y el faro de Alejandría). Se calcula que llegó a reunir entre setecientos mil y un millón de obras. Como dato adicional añadimos que incluso sus protectores, los reyes de la dinastía Ptolemaica, solicitaron permiso a los rabinos judíos para poder hacer copias de sus libros sagrados. Otorgado éste, pronto la sabiduría acumulada en las grandes sinagogas pasó a formar parte de la Biblioteca alejandrina. Al conocimiento egipcio y griego se unió entonces en ella también el hebreo.

Recreación de una sala de la antigua Biblioteca de Alejandría

Recreación de una sala de la antigua Biblioteca de Alejandría

A lo largo de la Historia se ha considerado el centro del saber en la Antigüedad. Y como ha ocurrido otras veces, antes y después de ella, su impresionante fondo fue abandonado por falta de medios y posteriormente quemado en varias ocasiones, víctima de la intolerancia. Cada vez que se quema un libro (en este caso serían papiros y pergaminos), dicen los sabios, arde una parte de nosotros mismos. Con la Biblioteca de Alejandría desapareció posiblemente una de las fuentes del conocimiento mas importantes para la Humanidad.

Actualmente otra institución recibe el mismo nombre, y se levanta majestuosa, casi en el mismo sitio, mirando al mar.

La actual Biblioteca de Alejandría

La actual Biblioteca de Alejandría

El impresionante faro, una de las maravillas del mundo antiguo, y la magnífica biblioteca de esta ciudad marítima, unidos a la fama de la legendaria reina Cleopatra, han generado en nuestro imaginario una serie de ideas que evocan tiempos de esplendor y de grandeza difíciles de superar, en los que el Mediterráneo era el centro del mundo conocido.

Read Full Post »

La civilización egipcia, uno de los pilares culturales mas importantes de nuestra historia, rendía culto a cientos de dioses, pero tenía una especial dedicación al agua del Nilo, porque era la fertilizadora de campos, la que otorgaba la vida.

Escena de pesca en una mastaba de la VI dinastía

En el friso inferior se puede apreciar una escena de pesca que apareció en una mastaba de la VI dinastía

En ese fervor al gen vitalizador se generó una creencia mística, que luego tendría importante reflejo en culturas posteriores, sobre la noche y el día, y, en paralelo, sobre la muerte y la vida.

jeroglifico_egipcio

Cuando la luz del sol se apagaba, comenzaba la lucha contra los monstruos del averno en un canal que conectaba con el río Nilo. Quienes podían resistir y vencer, alcanzaban el don de la vida eterna. Navegando se encontraban con serpientes marinas y otros monstruos que surgían de las aguas. Si conseguían seguir el canal, cuando amanecía ya se encontraban a salvo, iluminados por el dios sol que fertiliza sus tierras y provee abundante comida en Kemet, el nombre con el que sus habitantes conocían el antiguo Egipto.

El río Nilo

El río Nilo

Era un ciclo que cada noche se repetía, y hasta el faraón debía pasar por él cuando moría. Iba en una barca, le llevaban sus remeros, y para conseguir pasar desde el inframundo, la noche, a la luz del sol, debía superar una serie de pruebas. La lucha del faraón era crucial, porque de su victoria dependía la salvación del mundo. En caso de que no lograra llegar al otro extremo del túnel, Egipto se sumiría en el caos, en la destrucción eterna.

Viaje en barco por el inframundo

Viaje en barco por el inframundo

El viaje del faraón: una nave para cruzar el inframundo

El faraón una vez que ha muerto tiene que atravesar el río Nilo y debe superar doce pruebas.

Llega a una puerta protegida por serpientes, que la defienden de cualquier ser impuro que quiera atravesarla. Para pasar al otro lado es necesario tener el conocimiento mágico, y en esta ocasión éste consiste en pronunciar correctamente el nombre de las serpientes cancerberas.

Seti I en su viaje por el inframundo. Barca y serpientes.

Seti I en su viaje por el inframundo

Los nombres de estos ofidios aparecen en las paredes de su tumba, que en la cultura egipcia son uno de los pasaportes para poder alcanzar la vida eterna. Una vez que el faraón pronuncia sus nombres, éstas se retiran.

Escena tomada del libro de los muertos.

Escena del libro de los muertos

Otra importante prueba que tiene que superar desde su embarcación es la del fuego del infierno, en ella debe demostrar su pureza en el lago de fuego. Es preciso entonar las palabras mágicas para ahuyentar a Apofis, el demonio serpiente que amenaza con sumir al mundo en el caos.

Una representación de Apofis

Una representación de Apofis

Mas tarde se encuentra con Osiris, el que juzga a todos los muertos, el señor del inframundo. El corazón de cada uno de los difuntos se pone en una balanza, si pesa mucho se castiga, siendo devorado por Ammyt, un animal que tiene formas de cocodrilo, hipopótamo y león a la vez. El del faraón se salva y se funde con Osiris.

Imagen de Ammyt extraída de las paredes de  una priámide

Imagen de Ammyt

Al llegar a la siguiente puerta Apofis, el demonio serpiente vuelve a atacar. Esta vez serán otros dioses menores los que aparecerán para salvar el alma de faraón.

Siguen atravesando puertas, ya casi al amanecer, desde el túnel que está atravesando, conectado con el Nilo, se empieza a ver la luz del sol. El faraón vuelve a ser atacado por Apofis, pero consigue salvarse.

Ya está amaneciendo y ve el sol, guiado por una procesión de dioses se acerca al cielo de la mañana. Ya puede ver el escarabeo, la señal del sol naciente.

El magnífico escarabeo del faraón Tutakamón

El magnífico escarabeo del faraón Tutankamón

El faraón ya ha podido atravesar el inframundo y se ha convertido en un dios, Egipto se ha salvado.

Sin embargo, este es el camino que en la mitología egipcia debe hacerse cada noche.

Los egiptólogos creen que las pirámides, las tumbas de los faraones, recreaban el cosmos, y sus textos eran la clave para poder atravesar cada una de las puertas, para hacer predecible ese último viaje, como si fuera una guía que se podía usar, una vez fallecido, para alcanzar la inmortalidad. Los jeroglíficos de las paredes y del techo de las pirámides que reproducían el libro de los muertos, eran como un guión sagrado.

02-fotos-piramides-egipto

El Nilo (hapy o iteru en aquella época), además de proporcionar agua en abundancia, de permitirles desplazarse entre sus tranquilas aguas, era además el portal hacia la otra vida.

Una imagen actual del milenario río

Una imagen actual del milenario río

El inframundo egipcio en vídeo (47′)

Read Full Post »

A mitad del siglo pasado un arqueólogo, Kamal el-Mallakh, excavando en la cara sur de la pirámide de Keops encontró un par de losas de piedra que parecían esconder una trinchera. Dentro se encontraba, totalmente desmontada, una gran nave de 43’4 m de eslora, 5’6 m de manga y 1’5 m de calado. Posteriormente se han hallado hasta cuatro embarcaciones más enterradas allí.

El descubrimiento causó gran impacto, y la primera de las naves está expuesta, ya montada, en un museo construido para albergarla situado donde se descubrió. Todo parece indicar que pertenecieron al faraón constructor de la primera gran pirámide, Keops. Hay diversas interpretaciones sobre el uso que en aquel tiempo tuvieron. Nosotros le hemos pedido a un experto en construcción naval, el CN Pedro Fondevila, que opine sobre esta gran nave, la mayor de todas las halladas, si podía ser una de las utilizadas para cruzar el gran Nilo, o si por el contrario sirvió también para salir al Mediterráneo.

La denominada barca solar o nave de Keops, datada en el 2.500 AC en la Edad de Bronce Temprana, es, claramente, por sus dimensiones y tipología, una embarcación de alta mar. Se trata de un barco dedicado al comercio con el Líbano, de donde los egipcios traían la madera de cedro, tan necesaria para la construcción de buques y de edificios. El puerto principal del Líbano en aquella época era Biblos, de aquí que los egipcios utilizasen la expresión “buque de Biblos” como sinónimo de embarcación de alta mar, para diferenciarla de las que navegaban por el Nilo o las que pescaban en la costa.

la nave

La nave tal y como se encuentra en el Museo de la barca solar de Keops

Esta embarcación se guardó completamente desmontada. La madera era de cedro, el forro de la embarcación se cosía con cabos, y se conservó la jarcia y cabos de la embarcación. Una vez reconstruida se pudo apreciar que la embarcación se había usado para navegar.

La barca de Keops

Visión lateral de la nave de Keops

El gálibo o forma del casco tiene un pronunciado arrufo, es decir, una curva en el sentido de la eslora, que hace que la proa y la popa se eleven sobre la cubierta en la medianía del casco. Este hecho, unido a la gran relación eslora/manga que exige un casco para lograr un buen rendimiento al remo, expone a la embarcación al riesgo del quebranto, es decir, a partirse el buque por el centro, en caso de mala mar. Para evitarlo se utilizaba el tortor, del que hablaremos más abajo.

Reliev de Abydos

Relieve de Abydos en el que se aprecia una nave

La primera representación segura conocida de un “buque de Biblos” aparece en las pinturas del templo funerario del faraón Sahure, de la IV dinastía, en Abusir. Como se puede ver, la embarcación representada es parecida a la de Keops, salvo algunas importantes diferencias, que nos permiten conjeturar el empleo que se dio a esta última embarcación.

Nave Fuente

Representación de un nave egipcia hallada en la tumba de Sahure  Fuente: Borchardt, 1981

Primero, carece del palo bípede de la nave de Sahure. Este palo, que se arbolaba y desarbolaba con la ayuda de dos contrapesos colocados en las dos partes inferiores del palo, era indispensable para navegar a vela. Cualquier embarcación de alta mar, aunque llevase remos, utilizaba, siempre que era posible, la vela.

Segundo, carece del grueso cabo, el “tortor”, que une, sostenido por unas horquillas verticales, la proa con la popa de forma rígida, conseguida por la torsión del cabo por medio del garrote, el cual aparece en la parte media de la embarcación de Sahure. Ninguna embarcación de mediano porte para arriba, podía salir a la mar sin tortor sin peligro de quebrantarse. El lector interesado en este asunto puede consultar el artículo “Una inspección técnica de una galera en el siglo XVIII” (un capítulo del libro “Estudios de Historia Naval”, nº 1 de la colección Cátedra de Historia Naval), que también se difundirá en este blog próximamente.

restos barca solar by NG

Restos desmontados de una de las naves encontradas en la tumba del faraón.

Tercero, en vez de los siete remos por banda que aparecen en el centro de la nave de Sahure, la barca solar lleva solo cinco; y en vez de los tres remos por banda que aparecen en la popa de la primera embarcación, que a manera de espadilla se utilizaban para gobernarla como si fuera un timón, la embarcación de Keops lleva solamente uno. Navegando a remo con buen tiempo una espadilla a cada banda era suficiente para mantener el rumbo; pero a vela con viento fresco no sería suficiente, dado la pequeña superficie de la pala de la espadilla, necesitándose dos o las tres espadillas por cada banda.

Tomb_of_Usheret_

Una barca en la tumba de Usheret

Cuarto, la barca solar tiene sobre la cubierta una especie de camarote, que serviría de alojamiento al faraón. Esta disposición de la cubierta no permite llevar el palo, ni el tortor y hay que eliminar algunos remos a banda y banda. Evidentemente el barco solamente podría navegar a remo por las aguas del Nilo, con lo cual las dos espadillas de popa, una a cada banda, eran suficientes para gobernar la embarcación.

Resumiendo, la embarcación, a pesar de su potencial, se empleaba para viajes de recreo o para desplazamientos cortos del faraón.

Más información

La barca solar de Keops

Los barcos de los faraones

Los barcos de los Pueblos del Mar (en inglés)

Read Full Post »