Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘animales marinos’

Durante la época de la Ilustración miles de intelectuales pudieron investigar y publicar sus trabajos sin demasiado miedo a que ésto les costara la cárcel o la pena de muerte. En algunos países existía mayor libertad que en otros y también había temas que eran menos problemáticos. En el imperio austriaco, uno de sus cirujanos, Joaquim Spalowsky (1752-1797), miembro de la Real Sociedad de Ciencias de Bohemia de Praga, dedicó su tiempo libre a muchas de sus aficiones científicas, casi todas vinculadas con el medio ambiente, y algunas con el medio marino.

Parte de una lámina

Detalle de una lámina. Leyenda: 1 Buccinum glaucum. 2 Buccinum gibbofldum. a. b. 3 Buccinum Harpa. 4 Buccinum Spiratum

Uno de los temas tratados, la conquiliología o estudio de las conchas de los moluscos, es el motivo de esta entrada. El tratado, publicado en 1795 y titulado Prodromus in Systema Historicum Testaceorum (Introducción a una historia sistemática de los animales con concha), es de los libros más excepcionales publicados sobre moluscos y del resto de organismos con semejantes características.

Parte

Parte superior de otra lámina. 1 Trochus niloticus. a. b. 2 Trochus iris. a. b. 3 Trochus tele/copium.

Este trabajo sigue siendo de importancia en las descripciones originales de algunas especies y variedades nuevas. Aunque pretendía ser un “pródromo” o introducción a los animales sin cáscara, la muerte de Spalowsky en 1797 impidió la publicación de una revisión más exhaustiva (Kabat).

parte

Otro detalle. 2 Conus marmoreus. 3 Conus imperialis. 4 Conus imperialis; Varietas. 5 Conus litteratus

La erudición del autor queda fuera de dudas en este trabajo publicado en dos columnas, una de las cuales está en latín y la otra en su idioma natal, el alemán.

Parte

Detalle de otra lámina. 6 Bulla ficus. a. b. 7 Bulla achatina. a. b. 8 Bulla virginea. a. b.

El libro contiene 13 láminas grabadas magníficamente, que cuentan con hermosas decoraciones realizadas a mano con acuarela y aguada. Para poder capturar la cualidad iridiscente de las conchas se aplicaron láminas de oro y de plata debajo de las acuarelas.

Parte

Detalle.  5 Voluta episcopalis. 6 Voluta aethiopica. 7 Voluta indica. 8 Buccinum galea. 9 Buccinum comutum.

De esta esplendida obra se conservan ejemplares en grandes bibliotecas norteamericanas, rusas, británicas, alemanas, belgas y francesas. Sin embargo, es un trabajo extraordinariamente desconocido.

Lámina completa

Una lámina completa (IX). 1 Spondylus gaedcropus. a. b. 2 Chama hippopus. a. b. 3 Area tortuofa. 4 Area Noae. a. b. 5 Area granofa. 6 Area undata. 7 Oftrea maoeima.

Más información

El libro se puede conseguir, escaneado por cortesía de las Smithsonian Libraries, aquí.

KABAT, A. Joachim Johann Nepomuk Spalowsky. Prodromus in systema historicum testaceorum (1795)Archives of Natural History, 1996, 3 (2), p. 245-254.

Read Full Post »

Durante la Edad Media se escribieron algunos libros que recogían la fauna existente, y con frecuencia estaban iluminados con láminas y dibujos. Se denominaron Bestiarios.

Barco medieval

Coca medieval

Los autores a menudo se dejaban llevar por antiguos mitos o creencias, dando rienda suelta a su imaginación, y como resultado aparecían animales fantásticos cuyos cuerpos estaban formados por partes de otros. Muchos de ellos ya se habían descrito, dibujado o esculpido siglos atrás.

Pez con car ade animal terretre

Pez con cabeza de animal terrestre

Dentro de estos universos oníricos había uno, el mar, que a la vez que era sustento y vía de comunicación, reflejaba los temores de los pueblos que lo habitaban. Durante la Edad Media éste era visto como un vasto desierto de inconmensurables proporciones, donde los peligros acechaban. Los naufragios, la piratería, las tormentas y ciertos monstruos dibujaban un espacio poco deseable.

Con patas delanteras

Pez con patas delanteras de un mamífero o reptil

Como reflejo de estos temores hacían surgir del mar animales fantásticos, como peces con cuernos de ciervo, con patas traseras, delanteras o con cabeza de mamífero, entre otros.

Pez ciervo

Pez ciervo

En esta entrada vamos a dedicarnos a los animales marinos fantásticos y utilizamos las ilustraciones de uno de los autores mas conocidos, Tomás de Cantimpré.

El autor

Se llamaba Thomas van Bellenghem, aunque su apellido pronto se convirtió en el de Cantimpré por su ingreso en la orden de los agustinos de la abadía de ese nombre. Estudió Teología en Colonia y en París, y fue profesor de esta materia en Alemania, Francia y Bélgica.

Pez cornudo

Pez cornudo

Aunque es autor de varias obras, es conocido por su Liber de natura rerum, escrito posiblemente sobre  los años 1230-1245.

La obra

Es una enorme enciclopedia en la que se compila, al modo medieval, el conocimiento de historia natural de la época, incluyendo materias hoy vinculadas con la antropología, la zoología, botánica, mineralogía, astronomía, astrología y meteorología.

Pez con patas

Pez con patas y cuerno

Parece que intentó crear un texto que sirviera de manual a los predicadores. La obra también se tradujo al alemán y francés, aunque no al castellano.

Sirenas y tritones

Dos de las criaturas fantásticas mas conocidas y representadas son los monstruos que tienen mitad cuerpo humano y mitad pez.

Las sirenas, presentes en la mitología desde tiempos inmemoriales, han tenido variadas formas. Inicialmente con medio cuerpo de ave, posteriormente de pez y durante la Edad Media con ambos, “luciendo” tanto la cola de un pez como las patas de un ave.

“Del mundo subterráneo del Hades al subconsciente colectivo, estas criaturas tienen la virtud de dejar intacto el misterio y permanecer en los sueños de niños, artistas y pensadores” (García Gual).

sirena con patas

Sirena con patas

Los tritones eran el símil masculino de las sirenas. Fueron considerados los mensajeros de las profundidades marinas. Pausanias, por ejemplo, habla de ellos en su Descripción de Grecia [19.20.4]. También Ovidio en su Metamorfosis [324].

Pez guerrero

Tritón guerrero

El mar medieval aparece así como un entorno tan vital y necesario como terrible y peligroso, del que surgían enormes bestias que hacían naufragar a los barcos y engullían a los navegantes. Este universo dibujado en los bestiarios nos ha llegado como una fantástica y rica muestra de esa forma de entender el medio marino.

Mas información

ELVIRA BARBA, M.A. Arte y mito: manual de iconografía clásica. Madrid: Silex, 2008. 

MALAXECHEVERRÍA, I. Bestiario medieval. Madrid: Siruela, 1999.

Read Full Post »

Se han descubierto hace poco tiempo unos magníficos mosaicos romanos en la ciudad hebrea de Lod. Han ido apareciendo en sucesivas excavaciones desde su hallazgo casual en el año 1996. Representan varios paisajes y costumbres, pero aquí lo traemos a colación porque contienen animales y escenas marítimas de elevado realismo y con una ejecución excelente.

El primer mosaico descubierto. Vista general

El primer mosaico descubierto. Vista general

El lugar 

Lod es una antigua ciudad de Israel, conocida como Lida (con variaciones como Lydda), habitada desde época cananea, que ya aparecía en los registros de los faraones egipcios.

En esta imagen compuesta se puede localizar primero Israel en el planisferio terrestre y dentro la ciudad de Lod

En esta imagen compuesta se puede localizar, de izquierda a derecha, primero Israel en el planisferio terrestre y dentro de ésté la ciudad de Lod

Uno de sus mas insignes hijos es San Jorge, patrón de múltiples lugares y héroe conocido, entre otros asuntos, por su victoria frente al dragón.

Una imagen de San Jorge

Una imagen de San Jorge

Los primeros hallazgos

Estos mosaicos se encontraron cuando se estaba construyendo una carretera, ya que al profundizar en el terreno aparecieron.

El mosaico central. En las esquinas se pueden apreciar motivos marinos

El mosaico central. En las esquinas se pueden apreciar motivos marinos

Como puede apreciarse en la primera imagen de esta entrada, se divide en tres grandes cuerpos, dos laterales y uno central. El panel principal aparece dividido en una serie de figuras geométricas más pequeñas, formando un polígono exterior de doce lados y dieciséis segmentos cuadrados y triangulares en los que se representan diversos animales, entre ellos aves acuáticas y peces.

Detalle del octógono central

Detalle del octógono central

En el octógono central hallamos feroces animales junto a un paisaje montañoso que flanquea al fondo un ketos, o una criatura mítica del mar. Es posible que quiera representar el Océano, que se creía que rodeaba el mundo antiguo. En las esquinas tiene preponderancia la representación de animales como delfines, peces y aves acuáticas.

Detalle del mosaico central

Detalle lateral del mosaico central

El panel rectangular superior está decorado con escenas de animales que recuerdan claramente el diseño y objeto del panel principal, incluyendo algunos peces. Sin embargo, es el inferior el que está completamente ilustrado con una escena marina animada. 

El mosaico dedicado a escenas marítimas

El mosaico dedicado a escenas marítimas

En ella hallamos peces y delfines similares a los que se pueden encontrar en los otros dos paneles, pero aquí se muestran nadando en un mar transparente, acompañado de conchas y dos grandes buques mercantes que miran en direcciones opuestas. Uno de ellos está bastante dañado.

Las naves

Los dos buques romanos son dos típicas naves onerarias o de carga de las denominadas de Alejandría, que eran las de mayor tamaño, y se dedicaban al transporte del trigo de Egipto y de la seda que llegaba de China a través del Mar Rojo. Aparte de su tamaño, el elemento distintivo eran las dos gavias (velas triangulares) izadas por encima de la verga de la vela mayor. A proa llevan el artemón, una vela cuadra de pequeño tamaño, izada sobre un pequeño árbol, con mucha caída o inclinación hacia proa, como los baupreses de la época clásica de la navegación a vela.

Detalle del panel inferior

Detalle del panel inferior

            Estas naves partían de Ostia (en la desembocadura del Tiber) por donde, a su vuelta, subirían las barcazas cargadas hacia Roma, hacia el estrecho de Mesina. De ahí, con posibles escalas en Siracusa y Malta, se dirigían a los puertos del sur de Candía o Creta y se daba el salto a Alejandría, aprovechando los vientos y corrientes favorables. Sin contar las escalas, el viaje llevaba unas dos semanas.

ballena

            De regreso, los vientos y corrientes, que en la ida habían favorecido la navegación, obligaban a alargar la derrota de vuelta, con lo que esta ruta, sin contar escalas, era tres veces más larga.

peces

            Al salir de Alejandría, las naves se dirigían a las costas de Palestina y Siria, aprovechando las corrientes que tiran al Norte. Bordeaban, luego, la isla de Chipre por el Norte, para evitar la corriente contraria que baja por la costa occidental de dicha isla, continuando por la costa de Asia Menor hasta Rodas. Allí se unían a las embarcaciones que venían del Mar Negro, navegando a rumbo Sur hasta el Norte de Creta, atravesando el canal entre esta isla y la península de Morea, aprovechando las fuertes corrientes que tiran al Suroeste. En Siracusa esperaban a que se levantase viento Sur para atravesar el estrecho de Mesina. Una vez logrado ésto, el resto del viaje hasta Ostia era fácil, aprovechando las corrientes favorables.

whale-lod-4

El emplazamiento

El conjunto formaba parte de una casa romana cuyos dueños disfrutaban de una buena posición económica, lo que quisieron plasmar en  los suelos de su vivienda, mandando construir el impresionante mosaico. Cuando la casa fue destruida, las paredes cayeron sobre ellos, enterrando y “protegiendo” esta obra de arte.

Más peces

Más peces

Su importancia queda reflejada en el hecho de que ya han formado parte de diversas exposiciones monográficas en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, la historia no acaba aquí.

Nuevos mosaicos

Cuando se decidió construir un museo para exponer este mosaico, se encontró otro nuevo, de realización mas tardía pero igual de impresionante. Forma parte del peristilo de la casa (el patio) y está compuesto por varios marcos rectangulares concéntricos. Tiene nueve medallones octogonales, cinco de ellos representan animales de caza o lucha; hay dos con peces, mostrando especies del Mar Mediterráneo y otros dos contienen aves y perdices junto a otros objetos, como un ánfora y una cesta de flores. Está fechado en el siglo III de nuestra era.

Una escena mar´tima del nuevo mosaqico recien descubierto

Una escena marítima del nuevo mosaico recién descubierto

Para concluir

Estos hallazgos son de una calidad excepcional y se encuentran en un excelente estado de conservación. Todo ello contribuye a aumentar el conocimiento que tenemos sobre el medio marino y la navegación en épocas antiguas. A la vez, la precisión y belleza de las imágenes sirven para deleitarnos con este patrimonio antiguo que es digno de admirar.

Más información

Read Full Post »

El mar, sus naves, sus hombres, los pertrechos, sus descubrimientos, así como sus encuentros y desencuentros han dejado una profunda huella en la humanidad. Unas veces ésta ha sido reconocida y celebrada, otras ignorada.

barco

Hay una forma perdurable de dejar constancia de esta unión sociedad-mar de manera pública en la identidad de los pueblos, y sus escudos son una buena muestra de ello. Sin embargo, no todos los países o naciones costeras, con indudables vínculos históricos, han incluido en sus emblemas símbolos marítimos o navales. Vamos a conocer los que sí lo han hecho.

Corona naval

Corona naval

Los más frecuentes en heráldica son el mar y las naves. En un segundo plano encontramos algunas especies marítimas (fragatas, pelícanos, delfines, peces vela, cocodrilos, tiburones o moluscos) y otros como los remos, el timón o la corona naval (la que en época romana se daba al que primero abordaba armado la nave enemiga).

El Mar

Se suele representar por medio de ondas de azur (azul) y plata (identificada con el agua), que simbolizan la identidad marítima de los pueblos, con un significado filosófico de principio y final.

Escudo de Guyana. El mar parece en forma de ondas en el centro del emblema

Escudo de Guyana. El mar se representa en forma de ondas en el centro del emblema

El mar aparece especialmente en países insulares o en otros costeros, aunque también se halla en alguno que no tiene litoral. El continente americano y, especialmente, Mesoamérica, son los que mas han hecho uso de él. Lo hallamos en los emblemas nacionales de El Salvador, Guyana (simbolizado por medio de 3 ondas), Honduras, Panamá (los dos mares que la bañan) y, ya en Sudamérica, en Uruguay.

Escudo de Honduras

Escudo de Honduras. Junto al mar se pueden apreciar una pirámide y dos torres.

En África, aparece en Mozambique (representando el Índico), Sierra Leona, Tanzania o Zimbabue; o en Oceanía, donde hallamos el mar en los escudos nacionales de países como Kiribati. En Asia, está en el de Yemen (bajo una construcción histórica).

Escudo de Zimbabue

Escudo de Zimbabue. Las ondas están situadas en sentido vertical.

El único país europeo en este grupo es Eslovenia, que incluye dos ondas, en representación del Adriático y de los ríos eslovenos.

Escudo de Eslovenia

Escudo de Eslovenia

Las naves

Las naves que comunican los inmensos mares que rodean las masas continentales se suelen representar sobre ondas de mar, pero también sin ellas.

Emblema nacional de Nueva Zelanda

Emblema nacional de Nueva Zelanda

También se incluye en el de las islas Marshall, Fiyi y Nueva Zelanda (3 barcos alineados verticalmente en el centro), en Oceanía. Las islas Mauricio, en el Índico africano, y San Cristóbal y Nieves, en el Caribe, son dos naciones insulares que contienen una nave en su escudo, pero mientras en la primera el barco hace alusión a la colonización, en la segunda representa una embarcación tradicional del país.

Mar y naves

Ambos símbolos, unidos de manera irrenunciable se encuentran mayoritariamente en dos continentes: África y América.

Kuwait

Escudo de Kuwait

África presenta escudos nacionales con naves en el mar en Benim, Gabón, Liberia y Túnez.

Emblema de Liberia

Emblema de Liberia

En Asia, aparecen en Kuwait y en Qatar (un dhow, una embarcación a vela, que representa el tradicional comercio por el Índico siguiendo la ruta de los monzones).

Escudo de Catar

Escudo de Catar

En América se encuentran en Bahamas, Colombia, Ecuador, Surinam y Trinidad y Tobago (las 3 carabelas de Colón y un timón por cimera, o parte superior).

Emblema de Trinidad y Tobago

Emblema de Trinidad y Tobago

Variados símbolos marítimos

Hay un país, las idílicas islas Seychelles, que aglutina en su emblema casi todos los símbolos marítimos: el mar, una goleta, islas, especies animales marítimas (peces vela que sostienen el escudo y un ave tropical por cimera sobre las ondas del mar). Tradicionalmente estas islas habían sido un lugar de aguada y de recogida de víveres (cocotero y la tortuga gigante) para los navegantes.

De Hans-Ulrich Herzog, vectorized by Sodacan - File:Coat_of_arms_of_Seychelles.png, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=19418383

Escudo de Seychelles. De Hans-Ulrich Herzog, vectorizado por Sodacan. Fuente

Aunque con menor profusión, hallamos esta simbología en el emblema nacional de las Bahamas: de plata la nao Santa María sobre ondas de azur y plata (mar). Jefe de azur con sol de oro asomando, soportado el escudo por un merlín, o pez vela, sobre el agua y un flamenco rosa. Por cimera una concha, que representa la variada vida marina de la isla.

Escudo de Bahamas

Escudo de Bahamas

 (Continuará la próxima semana)

Read Full Post »

Los animales mas ancianos del mundo están en un entorno marino o asociados a éste. Son un bivalvo (la almeja Ming) y una tortuga gigante (Harriet), que posiblemente sean las mas conocidas. En la actualidad ya han desaparecido, pero una vivió nada mas y nada menos que cinco siglos y la otra casi dos. Una orca de mas de 100 años, Granny, sigue viviendo, y en libertad.

Hay mas ejemplos de especies animales con una longevidad inimaginable, como por ejemplo una microscópica medusa, Turritopsis dohrnii, que se autoregenera en ambientes favorables. También están Adwaita, otra tortuga gigante que murió con unos 255 años, o un koi (carpa japonesa) con casi 230 años. Entre las ballenas boreales, hay algunas que alcanzan los 200 años.

Una almeja con 500 años

Un ejemplar de una almeja de Islandia (Arctica islandica) logró sobrevivir unos 500 años.

La especie dibujada por Goode en 884

La especie dibujada por Goode en 1884

La forma de medir la longevidad de estos bivalvos es a través de los anillos que se forman en su concha.

Un detalle de la concha de esta especie

Un detalle de la concha de esta especie

El animal falleció una vez que los científicos la descubrieron, porque por un fallo no se dieron cuenta de que estaba vivo, y al hacerle las pruebas para medir su edad murió. Parece que había nacido en 1499 y de ahí su nombre, porque en ese momento reinaba la dinastía Ming.

La tortuga gigante de las Galápagos

Aunque se tiene noticia de que otras de la misma especie vivieron mas años (una es llamada Adwaita, pero parece que no hay documentos que lo acrediten), la mas famosa de las tortugas gigantes es Harriet. Vivió 176 años.

Una de las últimas imágenes de la tortuga gigante

Una de las últimas imágenes de la tortuga gigante

Aunque hay quien los desmiente, parece que Harriet viajó con Darwin en el Beagle, que la encontró en las islas Galápagos. Vivió un breve tiempo en Gran Bretaña, hasta que llegó a Australia, donde murió en el año 2006.

Un dibujo de la época de la tortuga. Fuente: The Guardian

Un dibujo de la época de la tortuga. Fuente: The Guardian

El zoo de Australia, su última morada, escribió de ella palabras como estas “era un tesoro nacional, un icono internacional de conservación, un miembro querido de la familia Australia Zoo y tal vez incluso un contribuyente a la ciencia moderna. Su extraordinaria historia ha sido un punto de fascinación y una amplia investigación durante muchos años” (Cita).

Harriet con sus últimos dueños

Harriet con sus últimos dueños

La vida de Harriet ha sido muy curiosa, pues a los traslados continentales que tuvo, hay que sumar que inicialmente se pensó que era un macho (lo llamaban Harry), y años mas tarde se pudo comprobar que era una hembra.

Granny, la orca mas longeva

Un orca fue capturada hace ya mas de 50 años para formar parte de un acuario, pero se consideró que ya entonces era demasiado vieja para las atracciones y se la dejó en libertad. Pero se le puso un nombre, Granny, para poder identificarla en posteriores avistamientos.

Una imagen de Granny cedida por el NOAA

Una imagen de Granny con uno de sus hijos. Fuente: NOAA

Hoy nada libremente por el océano, con el resto de los miembros de su manada. Actualmente se calcula que ya ha cumplido los 103 años.

La aleta dorsal de Granny, que la distingue del resto.

La forma de la mancha clara cercana a la aleta dorsal de Granny la distingue del resto.

Más datos

Read Full Post »

Los antiguos códices sobre medicina, además de ser una fuente de conocimiento de gran interés, si estaban pensados para agasajar a nobles, príncipes o reyes, solían contener magníficas ilustraciones. Este es el caso que aquí traemos, que ofrece interesantes imágenes de la percepción tardomedieval del mundo marino y de su contexto.

Vamos a utilizarlas para ilustrar la descripción de este precioso manuscrito italo-germánico.

Un pez (p. 30)

Un pez (p. 30)

El códice

En el siglo XIV apareció una enciclopedia de Ciencias Naturales titulada Historia Plantarum (Sobre las plantas), en la que se describen los animales, las plantas y los minerales según sus propiedades medicinales, de acuerdo con la tradición medieval de los antiguos manuscritos sobre salud (tacuina medievali). El códice también se conoce como Tacuinum sanitatis.

Calamar p. 474

Calamar p. 474

La obra fue compilada por primera vez por ibn Buṭlān, médico del siglo XI en la ciudad de Bagdad. Entre las fuentes griegas utilizadas, la principal fue Dioscórides, un médico del siglo I.

langosta 230

Langosta, p. 230

Está dividido en secciones según el orden alfabético, y cada una de ellas está decorada con preciosos motivos arquitectónicos entrelazados en forma de ramas salpicadas de oro.

Cenefa

Muestra de una de las cenefas

El texto está ilustrado con espléndidas miniaturas ejecutadas en el estilo lombardo del norte de Italia, que usaban principalmente Giovannino y Salomone de’ Grassi. Las ilustraciones muestran animales, plantas, minerales y utensilios, pintados en acuarelas o simplemente dibujados, que se encuentran en la parte superior de las páginas del manuscrito.

Ejemplo de una página del códice, en el que se puede apreciar la riqueza cromática y la belleza de sus ilustraciones

Ejemplo de una página del códice, en el que se puede apreciar la riqueza cromática y la belleza de sus ilustraciones

La primera entrada de cada sección alfabética está adornada con una letra decorativa inicial, que en su centro suele incluir figuras de sabios o médicos.

Parte inferior de una de las hojas, profusamente ilustrada

Parte inferior de una de las hojas, profusamente ilustrada

Las letras iniciales de cada capítulo están iluminadas en oro sobre un fondo azul.

Cangrejo p. 104

Cangrejo, p. 104

Un regalo para el rey de Bohemia

El códice fue creado en la corte del conde Visconti de Milán para el rey Wenceslao IV, que gobernó Bohemia y fue rey de Alemania desde 1376 hasta 1400.

pescador 411

Pescador, p. 411

En resumen, un precioso códice que, aparte del conocimiento que tiene recogido, nos ofrece unas magníficas ilustraciones, algunas de las cuales se ocupan de recrear el universo marino vinculado con la medicina medieval. Este, en concreto, es un regalo para los investigadores, porque, al contrario que otros de su misma temática, está disponible íntegro en este enlace de la World Digital Library.

Read Full Post »

Hay pueblos que sólo conocemos por la filmografía o por la literatura. Los que viven en el círculo polar ártico son un ejemplo. Pero aparte de ciertos tópicos, apenas sabemos de ellos, de su formas de pensar o de vivir. Publicamos esta semana una entrada, realizada por un especialista, sobre la vinculación con el medio marino de uno de estos pueblos, los inuit, así como un magnífico relato sobre uno de sus mitos: Sedna, la señora de las profundidades marinas, la que originó a los animales acuáticos y aquélla a la que oran para que éstos nunca falten. Analizando mas detalladamente algunos de los seres que aquí se describen, será fácil encontrar analogías con otros mitos marinos mas cercanos. 

Por Carlos Moral García, miembro de la Asociación de Historia y Cultura del Mar (HyCmar)

Un elemento bastante significativo de la cosmovisión inuit es la pequeñez del hombre en su contexto, pues todos los seres son considerados en igualdad, aunque algunos personajes de carácter mítico tienen más protagonismo. La creencia en seres espirituales está muy asentada, pues se considera que conviven con los humanos, de modo que muchas veces se interpreta que participan en acontecimientos de la vida cotidiana.

Rutas de los pueblos inuit. Fuente

Rutas de los pueblos inuit. Fuente

El espíritu del mar

En este sentido, uno de los personajes con mayor importancia es Sedna, inua o espíritu del mar, pues, dado que no se encuentra jerárquicamente por encima del resto de seres, no debería ser tratada como “diosa”. Se trata de un personaje que aparece a lo largo de prácticamente todo el Ártico inuit, con diferentes nombres, como Uiniγumayuituq (“la que no quiere esposo”), Nuliayuk (“Madre de los animales”), Imaqukûa (“Madre del Mar”) o Takanna·luk (“Mujer de las profundidades”). Se trata de un personaje matriz de la vida universal, pues de los animales marinos que ella genera y controla se alimentan los humanos.

La joven Takánakupsâluk dibujada por un chamán inuit.

La joven Takánakupsâluk dibujada por un chamán inuit

Para la tradición de los pueblos Igloolik de Nunavuk, al norte de Canadá, esta joven fue casada en primer lugar con un perro, por orden de su padre. De este matrimonio tuvo dos tipos de vástagos, los indios y los blancos, es decir, los humanos diferentes a los inuit. Sin embargo, en otras ocasiones este primer matrimonio se obvia y toma especial protagonismo el segundo. En esta región se considera que se trata de un petrel, aunque en otras fuese una gaviota o un cuervo, ya que este último en ocasiones tiene carácter cosmogónico.

Sedna y el cuervo

Sedna y el cuervo

En este relato mítico, Sedna se habría casado con el ave ante las promesas de una vida cómoda y apacible con una tienda de pieles en el reino de las aves. No obstante, resultó ser un engaño, pues todo eran incomodidades. Esto hizo que la joven rehusase de este matrimonio y su padre decidió llevarselá en su embarcación. A veces se considera que para poder ejecutar su plan de fuga debió matar al esposo. En cualquier caso, la huída enfurecería al resto de las aves, que iniciarían una persecución con tal furia que provocaría una tormenta.

Dibujo del mito

Dibujo del mito

El nacimiento de los animales marinos 

Ante las dificultades y el peligro de naufragio, el padre cambia de opinión, decidiendo entregar a Sedna, arrojándola por la borda, pero ella se aferró al bote con ambas manos. Para hacer que se precipitase al agua él golpeó sus manos con un remo hasta cortarle las falanges, que cayeron al mar, transformándose en las primeras ballenas blancas o belugas, aún así la joven seguía agarrada. Entonces el padre cortó la segunda articulación, dando lugar esta vez a las focas, pero pese a todo no fue capaz de hacer que se soltase. No obstante, las aves dieron a Sedna por muerta, por lo que se marchan, la tormenta amaina y el padre sube a su hija de nuevo al bote, aunque ya era demasiado tarde para que ella no lo odiase profundamente. Una vez en tierra ella logra que sus perros devorasen las manos y los pies de su padre. Tras esto, la tierra se abre y ambos caen a las profundidades, aunque otras veces el descenso de Sedna es en solitario y él va a buscarla más adelante, arrepentido por sus actos, pasando a ser su guardián.

Escultura de Sedna lanzando una ballena beluga.

Escultura de Sedna lanzando una ballena beluga.

En otras versiones más simplificadas se trata de una bella joven que surcaba los mares en un umiak o bote colectivo, pero una tormenta les sorprendió y sus compañeros tratan de arrojarla por la borda para calmar la tempestad. El resultado es muy similar al del relato anterior, pues le cortan de nuevo los dedos, surgiendo de ellos los animales marinos. Sin embargo, en este caso, ella, agotada y decepcionada, se deja caer hasta sumergirse en las profundidades marinas, donde cuida y guarda a los animales.

Una visión de la mitología inuit vista por una de sus mujeres, Mialia Jaw

Una visión de la mitología inuit vista por una de sus mujeres, Mialia Jaw

En general, los inuit tradicionales habrían considerado que las faltas y rupturas de tabúes enfadarían a Sedna, por lo que retiene a los animales marinos en las profundidades acuosas, lo que produce escasez de caza y alimentos. Esto se debe a que las faltas de los humanos manchan los cabellos de la joven, que por las mutilaciones de los dedos no se puede peinar. Por eso, cuando el chamán desea que la caza vuelva a ser abundante debe realizar un viaje a las profundidades para peinar los cabellos de la Madre de las Bestias Marinas, de modo que se reconcilie con la humanidad. En ocasiones no debe solo peinarla, sino enfrentarse a sus guardianes y someterla por la fuerza, hasta que se calme y entre en razón. Muchas veces los tabúes que más se vinculan con este espíritu están relacionados con la reproducción, como es ocultar las menstruaciones y los abortos naturales, pero también el mal tratamiento de los animales marinos cazados, que deben ser respetados.

Dibujo de Sedna. Fuente

Dibujo de Sedna. Fuente

La dueña de la tierra

En algunas regiones en las que los recursos marítimos comparten su protagonismo con los terrestres tiende a aparecer un personaje paralelo, antitético y complementario. Se trata de un espíritu de los animales terrestres que vive en las profundidades del bosque, Numan-Shua (“Dueña de la Tierra”). En algunas zonas del interior de Canadá, entre los inuit del caribú, recibe el nombre de Pinga o Pingna (“La que está allí arriba”), madre de los humanos y de todos los animales terrestres, pero sobre todo, guardiana de los caribúes, por lo que sus enfados harían escasear la caza.

Museo de arte inuit

Sedna. Museo de arte inuit

Otros seres marinos

En definitiva, se trata de entidades de enorme importancia para la subsistencia de las poblaciones inuit, pues son los seres protectores y propiciadores de la caza. Esto hace que tomen bastante protagonismo en los relatos míticos, aunque también existan otros seres de carácter marino, como los mermemes. Se trata de seres teriántropos, con cabeza humana y cuerpo de foca que en ocasiones aparecían atrapados en las trampas de caza y debían ser liberados para no atraer la desgracia, pues, como ya se ha dicho, el trato respetuoso a los seres de la naturaleza es fundamental en la cosmovisión inuit.

Sedna según el artista Kakulu Sagiatok

Sedna según el artista Kakulu Sagiatok

Más sobre los pueblos del Ártico

Normalmente a las poblaciones del Ártico norteamericano se las ha tendido a llamar esquimales, de forma reduccionista e incluso descalificadora, pues parece significar “comedor de carne cruda” en algunas lenguas de indígenas vecinos. Otro término que se usa con bastante asiduidad es inuit (inuk en singular), pues fue adoptado en 1977 por la Inuit Circumpolar Conference para designar a todos los grupos de lengua esquimal. No obstante, convendría diferenciar en dos familias lingüísticas: inuaq y yupik.

inuit-685x317

En épocas pre-europeas se podía apreciar una notable uniformidad cultural en todo el ártico. Existía una notable tendencia a la ocupación de zonas litorales, ya que había una enorme dependencia de los mamíferos marinos para la subsistencia. A estos animales se les empleaba para la alimentación, la confección de vestimenta e incluso para obtener combustibles. Sin embargo, dado el carácter estacional que algunos de estos recursos presentaban, se trataba de una alimentación diversificada, con aprovechamiento veraniego de recursos fluviales y caza de caribúes en algunas regiones.

Caribues

Un inuit con su caribú

Los aspectos relativos a la religión se encuentran articulados a través de relatos orales que se han ido transmitiendo de generación en generación, con bastante continuidad. En estas narraciones no se hace diferencia entre lo natural y sobrenatural o lo científico y religioso, de modo que aparecen diferentes personajes míticos de carácter espiritual en el desarrollo de la vida cotidiana. Esto explica la fuerte vinculación de los inuit al mundo natural y espiritual antes mencionada. Hay que tener en cuenta que se considera que todo ser, vivo o inerte, tendría un “alma” o inua (en plural, inue), que parece significar “persona” o “poseedor” y da forma a cada ser. En ocasiones se diferencia del tarneq, otro tipo de entidad anímica que se identificaría con el “aliento vital”.

Read Full Post »

Older Posts »