Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Naufragios’


Agulhas - Lighthouse

Este faro sudafricano data del siglo XIX, y es el segundo más antiguo de África.

Cabo Agulhas en el mapa munid

Está situado en la parte más meridional del continente, donde se encuentran los océanos Atlántico e Índico, en las inmediaciones del parque natural que lleva su nombre (en las dos imágenes siguientes se puede observar el monumento levantado para señalar esta unión oceánica).

Cabo-de-Agulhas, entre oceanos

Parece que el cabo de Agulhas, en el que se haya situado el faro, debe su nombre a los primeros navegantes portugueses que lo visitaron, y que lo denominaron así por lo escarpado del terreno.

El faro es monumento nacional, y alberga un museo y un pequeño restaurante.

Un cabo entre dos oceanos

Su privilegiada situación le permite mantener un rico y variado patrimonio natural.

Turaco

Aparte de la riquísima variedad botánica (mas de 1750 especies) y biológica (cientos de especies de aves y varias de ballenas) también alberga en sus aguas un verdadero cementerio de buques hundidos. Durante siglos fue conocido entre los marineros por las tormentas de invierno y las enormes olas gigantes que lo azotaban, que incluso llegaron a hundir grandes buques.

AGULHAS_Naufragio

Entre los naufragios mas conocidos están los del Arniston (1815), Cooranga (1964), Elise (1879), Europa (1877), Federal Lagos (1975), Geortyrder (1849), Gouritz (1981) y Gwendola (1968).

anchor

La costumbre de llevar un pendiente en la oreja, tradicional entre los navegantes, se originó precisamente por la dificultad que suponía atravesar los dos míticos Cabos, el de Hornos (América del Sur) y el de Buena Esperanza (sur de África), éste último situado a 150 km. del cabo de las Agulhas. Por ello, los hombres que llevaban el pendiente era porque habían logrado sobrevivir en estas travesías.

Algunas especies animales del Cabo de Agulhas

Albatros

Bishop

Falcon

ballena_costa_ballenas

Más información

Blog Lugares por descubrir. Cabo Agulhas

Web Parque Nacional Agulhas

Read Full Post »


ALGUNAS PRECISIONES SOBRE EL MEMORANDUM SUSCRITO RECIENTEMENTE ENTRE BOLIVIA Y ESPAÑA
Por Dr. Rafael Ruiz Manteca

El día 16 de octubre de 2012, con ocasión de una visita realizada por la Reina Doña Sofía a Bolivia, se procedió a la firma de un Memorandum de Entendimiento entre el Estado Plurinacional de Bolivia y el Reino de España en el que ambos Estados dejaban constancia de sus intenciones de establecer un marco de cooperación entre los dignatarios en materia de patrimonio cultural y en especial en lo que se refiere a la investigación, protección, conservación y difusión de los bienes culturales recuperados de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes (caso Odyssey), una vez que éstos hayan sido debidamente documentados, inventariados y restaurados. En dicho marco, el punto tercero del Memorandum señala que

“el Gobierno de España manifiesta su disposición a que, según los acuerdos específicos que en su momento puedan establecerse por los signatarios en el marco de las legislaciones de ambos países, una parte de los bienes recuperados en el pecio de la Nuestra Señora de las Mercedes pueda ser expuesta en Bolivia para el disfrute y conocimiento del importante significado de este patrimonio por los ciudadanos bolivianos”.

pecio

Se trata de una simple declaración de intenciones, pues este Memorándum no es un tratado internacional que obligue en derecho a los Estados signatarios. En efecto, el cuarto punto señala que “el presente Memorándum de entendimiento no es jurídicamente vinculante y no está sometido a Derecho Internacional”. Sin embargo, marca una tendencia, a nuestro modo de ver adecuada, sobre por dónde debe ir la actuación diplomática española en esta materia de la protección del patrimonio cultural subacuático español, patrimonio del que, no se olvide, se deberá disponer en beneficio de toda la humanidad (artículo 2.3 de la Convención UNESCO sobre protección del patrimonio cultural subacuático).

Las monedas del tesoro de la fragata Mercedes

Conviene retener varios datos:

1. La Convención de la UNESCO de 2001, sobre protección del patrimonio cultural subacuático, en su artículo 6.1 alienta a los Estados Partes “a celebrar acuerdos bilaterales, regionales u otros acuerdos multilaterales… con objeto de preservar el patrimonio cultural subacuático”, si bien “todos estos acuerdos deberán estar en plena conformidad con las disposiciones de la presente Convención y no menoscabar el carácter universal de ésta”. Dicho llanamente, los Estados que hayan suscrito la Convención de la UNESCO (y, por tanto, se encuentren obligados a su cumplimiento) deben tener a ésta como el punto de referencia ineludible en orden a la protección del patrimonio cultural sumergido, por lo que, aunque se recomienda que celebren con otros Estados tratados y acuerdos sobre patrimonio cultural subacuático, en los mismos deberán respetarse las normas protectoras de la Convención UNESCO y, en lo posible, mejorarlas (esto es, incrementar la protección), pero nunca esos acuerdos o tratados podrán establecer normas protectoras de menor intensidad.

Sello español con la imagen de la fragata N.S. de las Mercedes

2. En España, el Libro Verde aprobado en 2009 en desarrollo del Plan Nacional de Protección del patrimonio cultural subacuático establece como propuesta de actuación prioritaria el “negociar y concluir acuerdos internacionales de cooperación con otros Estados con el objeto de proteger el Patrimonio Cultural Subacuático español hallado en aguas bajo soberanía o jurisdicción de esos Estados”.

Tesoros-cañon

3. No es la primera vez que España lleva a cabo aproximaciones a Estados americanos, hasta ahora infructuosas, en orden a alcanzar acuerdos bilaterales sobre determinados pecios existentes en aguas de tales Estados (caso de las gestiones llevadas a cabo con Uruguay en los últimos años noventa del pasado siglo y primeros de éste en relación con el pecio del navío San Salvador. También, la redacción de un proyecto de acuerdo bilateral entre el Reino de España y la República Dominicana en el año 2000, igualmente ofrecido a otras repúblicas americanas, como Panamá o Uruguay. Y recientemente cabe mencionar el denominado Memorando de Entendimiento sobre cooperación en materia de gestión, investigación, protección, conservación y preservación de los recursos y pecios del Patrimonio Cultural Subacuático, suscrito en Washington el día 1 de diciembre de 2010 entre la Ministra de Cultura de España y el Director del National Ocean Service de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), agencia federal dependiente del Departamento de Comercio estadounidense). En este sentido conviene indicar que desde hace unos años México está trabajando en una gran actuación en busca de la nao Nuestra Señora del Juncal, en la que España deberá participar, primero porque la Convención UNESCO le reconoce unos derechos al pertenecer ese buque a la Real Armada, pero sobre todo porque tiene unas responsabilidades indudables ante la comunidad internacional como Estado avanzado en la protección del patrimonio cultural subacuático.

Ancla sumergida

4. En el caso concreto de Bolivia, que no es Parte de la Convención UNESCO, se trata de un Estado sin salida al mar, por lo que huelga hablar de restos sumergidos en aguas marinas, aunque la cooperación puede alcanzar a la formación del personal boliviano en materia de patrimonio cultural subacuático, así como a la ayuda en la exploración e investigación de restos ubicados bajo aguas continentales bolivianas.

odyssey-monedas-oro-y-plata-nuestra-señora-de-las-mercedes

Es muy importante que España comience de manera decidida, en el marco de la Convención de la UNESCO y bajo el paraguas de esta organización internacional, a celebrar tratados con los Estados en cuyas aguas se encuentren restos de buques de guerra españoles, y a la celebración de acuerdos con autoridades estatales o con instituciones culturales de tales países, con la finalidad de asegurar la protección física de esos restos, establecer unos cauces de actuación que permitan completar los estudios de los respectivos pecios y proceder, en su caso, a la extracción de los restos y a su exposición en museos o instalaciones adecuadas que aseguren el conocimiento por los ciudadanos, tanto de ese país como del nuestro, de la época histórica a que pertenecen y del fundamental papel desempeñado por España durante siglos.

Read Full Post »


Hay una isla, situada frente a la costa nordeste de Canadá, que se ha hecho famosa por el número de naufragios que tiene en sus costas. Es la Isla Sable (Sable Island), descubierta en 1520 por el explorador portugués João Álvares Fagundes, que se encuentra frente a la costa de Nueva Escocia.

Oculta por las olas, las tormentas y la niebla, esta franja de arena en el océano Atlántico, situada a unos 290 kilómetros del puerto de Halifax, ha registrado más de 350 naufragios desde 1583 (en la figura última aparecen señalados).

La isla vista desde el aire

En la isla hay unos preciosos caballos salvajes. Muchos creyeron que eran descendientes de sobrevivientes de un naufragio, pero de acuerdo con el Museo de Historia Natural de Nueva Escocia, fueron abandonados allí por un comerciante de Boston que los envió a la isla en 1760.

El paisaje se compone de dunas y playas de arena. Una tercera parte del terreno posee vegetación y hay una serie de lagunas de agua dulce de donde se abastece la escasa fauna que se ha adaptado al lugar. Se han registrado 350 especies de aves en la isla y 190 tipos distintos de plantas.

Recientemente ha sido designada parque nacional (para que “este valorado paisaje emblemático de Canadá, legendario por sus caballos salvajes, sus naufragios y uno de los mayores sistemas de dunas en el este de Canadá, sea protegido como un parque nacional de reserva… para siempre”).

Es la isla que aparece en la película “La tormenta perfecta”.

Más información (en inglés) aquí

Mapa, en inglés, con los naufragios señalados

Read Full Post »

« Newer Posts