Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘– Cetáceos’ Category

Se han descubierto hace poco tiempo unos magníficos mosaicos romanos en la ciudad hebrea de Lod. Han ido apareciendo en sucesivas excavaciones desde su hallazgo casual en el año 1996. Representan varios paisajes y costumbres, pero aquí lo traemos a colación porque contienen animales y escenas marítimas de elevado realismo y con una ejecución excelente.

El primer mosaico descubierto. Vista general

El primer mosaico descubierto. Vista general

El lugar 

Lod es una antigua ciudad de Israel, conocida como Lida (con variaciones como Lydda), habitada desde época cananea, que ya aparecía en los registros de los faraones egipcios.

En esta imagen compuesta se puede localizar primero Israel en el planisferio terrestre y dentro la ciudad de Lod

En esta imagen compuesta se puede localizar, de izquierda a derecha, primero Israel en el planisferio terrestre y dentro de ésté la ciudad de Lod

Uno de sus mas insignes hijos es San Jorge, patrón de múltiples lugares y héroe conocido, entre otros asuntos, por su victoria frente al dragón.

Una imagen de San Jorge

Una imagen de San Jorge

Los primeros hallazgos

Estos mosaicos se encontraron cuando se estaba construyendo una carretera, ya que al profundizar en el terreno aparecieron.

El mosaico central. En las esquinas se pueden apreciar motivos marinos

El mosaico central. En las esquinas se pueden apreciar motivos marinos

Como puede apreciarse en la primera imagen de esta entrada, se divide en tres grandes cuerpos, dos laterales y uno central. El panel principal aparece dividido en una serie de figuras geométricas más pequeñas, formando un polígono exterior de doce lados y dieciséis segmentos cuadrados y triangulares en los que se representan diversos animales, entre ellos aves acuáticas y peces.

Detalle del octógono central

Detalle del octógono central

En el octógono central hallamos feroces animales junto a un paisaje montañoso que flanquea al fondo un ketos, o una criatura mítica del mar. Es posible que quiera representar el Océano, que se creía que rodeaba el mundo antiguo. En las esquinas tiene preponderancia la representación de animales como delfines, peces y aves acuáticas.

Detalle del mosaico central

Detalle lateral del mosaico central

El panel rectangular superior está decorado con escenas de animales que recuerdan claramente el diseño y objeto del panel principal, incluyendo algunos peces. Sin embargo, es el inferior el que está completamente ilustrado con una escena marina animada. 

El mosaico dedicado a escenas marítimas

El mosaico dedicado a escenas marítimas

En ella hallamos peces y delfines similares a los que se pueden encontrar en los otros dos paneles, pero aquí se muestran nadando en un mar transparente, acompañado de conchas y dos grandes buques mercantes que miran en direcciones opuestas. Uno de ellos está bastante dañado.

Las naves

Los dos buques romanos son dos típicas naves onerarias o de carga de las denominadas de Alejandría, que eran las de mayor tamaño, y se dedicaban al transporte del trigo de Egipto y de la seda que llegaba de China a través del Mar Rojo. Aparte de su tamaño, el elemento distintivo eran las dos gavias (velas triangulares) izadas por encima de la verga de la vela mayor. A proa llevan el artemón, una vela cuadra de pequeño tamaño, izada sobre un pequeño árbol, con mucha caída o inclinación hacia proa, como los baupreses de la época clásica de la navegación a vela.

Detalle del panel inferior

Detalle del panel inferior

            Estas naves partían de Ostia (en la desembocadura del Tiber) por donde, a su vuelta, subirían las barcazas cargadas hacia Roma, hacia el estrecho de Mesina. De ahí, con posibles escalas en Siracusa y Malta, se dirigían a los puertos del sur de Candía o Creta y se daba el salto a Alejandría, aprovechando los vientos y corrientes favorables. Sin contar las escalas, el viaje llevaba unas dos semanas.

ballena

            De regreso, los vientos y corrientes, que en la ida habían favorecido la navegación, obligaban a alargar la derrota de vuelta, con lo que esta ruta, sin contar escalas, era tres veces más larga.

peces

            Al salir de Alejandría, las naves se dirigían a las costas de Palestina y Siria, aprovechando las corrientes que tiran al Norte. Bordeaban, luego, la isla de Chipre por el Norte, para evitar la corriente contraria que baja por la costa occidental de dicha isla, continuando por la costa de Asia Menor hasta Rodas. Allí se unían a las embarcaciones que venían del Mar Negro, navegando a rumbo Sur hasta el Norte de Creta, atravesando el canal entre esta isla y la península de Morea, aprovechando las fuertes corrientes que tiran al Suroeste. En Siracusa esperaban a que se levantase viento Sur para atravesar el estrecho de Mesina. Una vez logrado ésto, el resto del viaje hasta Ostia era fácil, aprovechando las corrientes favorables.

whale-lod-4

El emplazamiento

El conjunto formaba parte de una casa romana cuyos dueños disfrutaban de una buena posición económica, lo que quisieron plasmar en  los suelos de su vivienda, mandando construir el impresionante mosaico. Cuando la casa fue destruida, las paredes cayeron sobre ellos, enterrando y “protegiendo” esta obra de arte.

Más peces

Más peces

Su importancia queda reflejada en el hecho de que ya han formado parte de diversas exposiciones monográficas en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, la historia no acaba aquí.

Nuevos mosaicos

Cuando se decidió construir un museo para exponer este mosaico, se encontró otro nuevo, de realización mas tardía pero igual de impresionante. Forma parte del peristilo de la casa (el patio) y está compuesto por varios marcos rectangulares concéntricos. Tiene nueve medallones octogonales, cinco de ellos representan animales de caza o lucha; hay dos con peces, mostrando especies del Mar Mediterráneo y otros dos contienen aves y perdices junto a otros objetos, como un ánfora y una cesta de flores. Está fechado en el siglo III de nuestra era.

Una escena mar´tima del nuevo mosaqico recien descubierto

Una escena marítima del nuevo mosaico recién descubierto

Para concluir

Estos hallazgos son de una calidad excepcional y se encuentran en un excelente estado de conservación. Todo ello contribuye a aumentar el conocimiento que tenemos sobre el medio marino y la navegación en épocas antiguas. A la vez, la precisión y belleza de las imágenes sirven para deleitarnos con este patrimonio antiguo que es digno de admirar.

Más información

Read Full Post »

En la serie sobre los defensores del Patrimonio, esta vez incluimos a una mujer que dedicó casí toda su vida a cuidar y descifrar uno de los mayores enigmas de nuestro mundo: las líneas de Nazca, o Nasca, en Perú. Se hallan a unos 40 km. del Océano Pacífico, en la denominada Pampa Colorada.

Localizacion de Nazca

Localización de Nazca

Hace unos 50.000 años estos valles andinos sufrieron fuertes lluvias, eran fértiles y prósperos, pero actualmente hay menos de cinco milímetros de precipitación al año, las mesetas están desiertas y el paisaje está completamente carente de vegetación.

María Reiche y sus inicios

Había nacido en el continente europeo, en tierras alemanas, a principios del siglo XX, pero acabó en Perú como niñera, aunque tenía estudios superiores, ya que se había graduado en la Universidad Técnica de Dresde. Su conocimiento del español y el dominio de su lengua materna hicieron que fuera contratada como traductora, y allí entró en contacto con las tierras del desierto de Nazca.

María en el desierto peruano

María en el desierto peruano

Un científico norteamericano que estudiaba estos misteriosos geoglifos la contrató como ayudante. María se quedó maravillada de lo que veía: inmensas líneas dibujadas a través del desierto, que sólo tenían perspectiva y sentido si se observaban desde las alturas. Una antigua civilización había dedicado miles de horas a trazarlas, dibujando animales y objetos, y nadie podía explicar ni cómo habían sido realizadas, ni el motivo.

En la Pampa

Una de las primeras actividades a las que se dedicó fue a desenterrarlas, a quitarles toda la suciedad que tenían acumulada encima, por lo que frecuentemente se la veía con una escoba, “barriendo el desierto”, lo que hizo que fuera así  conocida entre los habitantes de la zona. Los dibujos estaban sobre una zona de unos 500 km. cuadrados.

La científica alemana

La científica alemana “barriendo” el desierto

María Reiche creía que era un calendario para períodos de siembra y cosecha. Vivió más de 60 años en Nazca, y en ese tiempo descubrió y analizó más de 1.000 líneas y 50 caracteres en el desierto.

Parte de los instrumentos que utilizaba: cinta métrica

Parte de los instrumentos que utilizaba: cinta de agrimensor, escuadra y círculo graduado

Trabajó sólo con cinta métrica y sextantes, y las estudió metro a metro a través de las pampas. Los científicos las exploran hoy con la ayuda de fotografías aéreas de alta resolución, el escaneado láser o Sistema de Posicionamiento Global.

Uso del sextante

Uso del sextante

Tras muchos años de investigación, de trasladarse a vivir allí para tener mas cerca los objetos de su estudio, emitió una teoría: las líneas de Nazca eran dibujos astronómicos, y, por lo tanto, el desierto que las contenía era la carta celeste, y también el calendario, mas grandes del mundo.

María Reiche en su amado desierto de Nazcva

María Reiche en su amado desierto de Nazca, tomando fotos y haciendo mediciones

Los dibujos de Nazca (geoglifos)

Una cultura cercana al Océano Pacífico debía tener profundas influencias marítimas, y así puede verse en algunos de los animales dibujados en la Pampa, como son las dos ballenas o algunos pájaros que sobrevuelan las costas.

Veamos algunos de los dibujos que trazan las líneas de Nazca.

Algunos de los dibujos y formas. Fuente: UAH

Algunos de los dibujos y formas. Fuente

La ballena asesina, tal y como María Reiche la denominó, aparece en el norte.

La ballena asesina

La ballena asesina

Hay dibujada otra ballena, con trazos mas geométricos.

Ballena geométrica

Ballena geométrica, al este

Aunque posiblemente la mas famosa sea el monito, identificada con la Osa Mayor.

El simio de Nazca

El simio de Nazca, situado al sur

Las diversas interpretaciones

Una vez descubiertas estas líneas, han ido apareciendo diversas teorías que pretenden explicar cómo y para qué se hicieron.

  • 1) La leyenda del dios Viracocha. Este dios, hijo del Sol y de la Luna, después de crear a los seres vivos y a las montañas, tuvo que huir de otros dioses y se refugió en el Océano, del cual nunca regresó. Los geoglifos serían las representaciones que el pueblo Nasca hizo para volver a tener a su dios cerca.
  • 2) Según María Reiche las líneas formaban el calendario astronómico mas grande del mundo, y las figuras estaban relacionadas con solsticios u equinocios, o representaban la aparición de estrellas y constelaciones.
  • 3) La famosa teoría del origen extraterrestre de las figuras y que formaban un campo de aterrizaje de naves alienígenas.
  • 4) Indicadores de aguas subterráneas. Parece que varios de estos dibujos indican el lugar exacto de localización de algunas de las escasas fuentes de agua que existían en el desierto.

Objetivos conseguidos y reconocimientos

Tras casi 60 años de duro trabajo, María consiguió que el lugar fuera nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Moriría cuatro años después, y está enterrada en Nazca, cerca de donde se ha levantado un Museo que lleva su nombre. Ha recibido múltiples premios y condecoraciones, tanto en su patria de origen como en la adoptiva.

Museo Maria Reiche

Museo Maria Reiche

Desde este blog queremos rendirle un homenaje a estas heroínas secretas, que raramente encuentran el reconocimiento que se merecen por su aportación a la Humanidad, aunque María Reiche recibió en vida mas de un premio por su encomiable labor en defensa de un Patrimonio, que, aunque no formaba parte de su entorno geográfico, ni de su cultura, supo identificar, recorrer, dibujar, analizar, interpretar y defender.

Más información

  • Maria Reiche. Web dedicada a su obra (en alemán).
  • María Reiche. Magnífico y bien documentado artículo publicado en la Universidad de Alcalá de Henares sobre la vida y obra de esta científica ejemplar (en español).

 

Sobre el pueblo nazca

Read Full Post »

Autor: José Juan Espino Morales

Ya hemos visto en colaboraciones anteriores los cetáceos que con más frecuencia podemos llegar a encontrarnos en nuestras travesías por el Mar Mediterráneo, así como los rasgos más característicos por los que podemos reconocerlos. Pero el Mare Nostrum también alberga otras sorpresas en forma de especies poco frecuentes, y que podemos tener la suerte de encontrar en nuestras aguas. La rareza de los cetáceos que vamos a ver aquí viene dada por un sencillo motivo: no son propias del Mediterráneo, y llegan a sus aguas a través del Estrecho de Gibraltar por diferentes causas (corrientes, desorientación, casualidad, predadores, etc.). Como siempre, acompañaremos la descripción del animal con imágenes reveladoras de su anatomía cuando emergen, que es el momento clave para reconocer el avistamiento desde una embarcación.

Calderón gris (Grampus griseus): Mide entre 3-4 m. y pesa entre 400-600 kg. Vive en aguas profundas alejadas de la costa. Presenta un color gris por todo el cuerpo, aunque puede mostrar diferentes tonalidades y marcas blanquecinas debido a disputas entre ellos y marcas de cefalópodos (pulpos, calamares) de los que se alimenta regularmente. Cuerpo grueso y macizo, en el que apenas es visible el morro. Posee una aleta dorsal prominente (40 cm.) en mitad del lomo. Las aletas pectorales son largas y puntiagudas.

Calderón gris emergiendo

Calderón gris saltando

Falsa orca (Pseudorca crassidens): Mide entre 4,3-6 m. y pesa entre 1,1-2,2 toneladas. Especie poco conocida y que a pesar de su nombre no tiene nada que ver con las orcas, salvo que ha sido vista atacando a cetáceos menores y pinnípedos (focas, leones marinos, etc.). La falsa orca posee un cuerpo largo y delgado y una cabeza alargada y redondeada. La aleta dorsal presenta una forma falcada y se sitúa en el centro del cuerpo, resultando pequeña para el tamaño del animal. La coloración es casi uniformemente negra, salvo algunas tonalidades de gris sobre la cabeza de algunos individuos y una mancha blanquecina en forma de “W” invertida entre las aletas pectorales. Estas aletas presentan un abultamiento en ángulo que asemeja un “codo”. Otra característica muy vistosa y singular es su formidable dentición.

Falsa orca saltando acrobáticamente

Falsa orca emergiendo

Detalle de la dentadura de la falsa orca

Marsopa común (Phocoena phocoena): Mide entre 1,4-2 m. y pesa entre 60-80 kg. Curiosamente estos animales pueden llegar al Mediterráneo procedentes tanto del Atlántico como del Mar Negro, ya que prefieren las aguas frías. Destaca un cuerpo rechoncho y macizo, aunque pequeño en comparación con el resto de cetáceos. Su coloración varía entre el gris oscuro y tonalidades azuladas, siendo su vientre más claro y pálido. La cabeza es redondeada, carente del pico que caracteriza a los delfines. La aleta dorsal es pequeña y triangular.

Marsopa común emergiendo

Marsopa común con cría

Zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris): Mide entre 6,4-9 m. y pesa entre 3-6,5 toneladas. Siente predilección por las aguas profundas y es difícil su avistamiento, aunque es una especie abundante en su área geográfica habitual. Su cuerpo es de forma alargada pero sólida y recia, pudiendo presentar una amplia gama de color, que varían desde un gris pizarra hasta un marrón oxidado; siendo muy común que esté surcado por numerosas cicatrices blancuzcas, causadas por lampreas y otros peces parásitos. Las cabezas de estos animales se van tornando blancas con la edad, especialmente en los machos; los cuales también se pueden identificar por el par de dientes que sobresalen de su mandíbula inferior. La aleta dorsal es muy pequeña y se sitúa en el tercio final del cuerpo. Las aletas pectorales también son muy pequeñas, ayudando a tener una imagen global de este cetáceo similar a un torpedo.

Silueta de zifio de Cuvier sumergiéndose

Zifio de Cuvier saltando

Detalle de los dientes sobresalientes en un macho de zifio de Cuvier

Read Full Post »


Continuamos en esta segunda entrada, que realiza José Juan Espina, sobre los cetáceos más frecuentes del Mediterráneo centrándonos en aquellos de mayor talla. Siguiendo el orden numérico de la ilustración principal ya publicada en la primera parte (Cetáceos del Mediterráneo I):

4) Calderón común (Globicephala melas): Mide entre 4,5-8,7 m y pesa entre 1800-3500 kg. Su rasgo morfológico más característico es la frente abultada que se repliega sobre el labio superior. Es llamativa también la aleta dorsal, de base alargada, situada por delante de la mitad del cuerpo, así como las aletas pectorales, negras y muy largas con una longitud que puede rondar el 20% de la longitud corporal. La tonalidad del cuerpo varía del color negro al gris oscuro, teniendo una raya diagonal gris o blanca detrás de cada ojo.

5) Orca (Orcinus orca): Mide entre 7-10 m y pesan entre 4-10 toneladas. Presentan un dimorfismo (diferencias en tamaño y peso) entre sexos bastante acentuado. Es la especie más sencilla de distinguir, no sólo por su característica coloración (región dorsal de color negro; pecho, vientre y los flancos blancos, y un parche también blanco detrás de los ojos), sino también por el enorme tamaño (hasta 2 m) que puede alcanzar su aleta dorsal en forma de vela puntiaguda. Las aletas pectorales, en cambio, son grandes y redondeadas.

6) Cachalote (Physeter macrocephalus): Mide entre 12-20 m y pesa entre 25-50 toneladas, presentando esta especie un pronunciado dimorfismo sexual. En su morfología destaca su imponente cabeza cuadrangular (supone hasta un tercio del tamaño total), así como una serie de crestas en el tercio caudal en lugar de una aleta dorsal. Las aletas posteriores del cachalote son triangulares y muy gruesas, levantándolas siempre fuera del agua cuando inicia una inmersión, siendo una imagen muy característica. La coloración es generalmente oscura, variando desde el marrón hasta gris pizarra. A menudo presentan áreas blanquecinas en el vientre y alrededor de la mandíbula inferior.

7) Rorcual común (Balaenoptera physalus): Mide entre 19-25 m y pesa entre 70-80 toneladas. Se caracteriza por su enorme tamaño pero cuerpo estilizado. La coloración es sin duda uno de los rasgos más distintivos de esta especie, siendo su cuerpo de color mayoritariamente negro o marrón oscuro en el dorso y flancos, mientras que la superficie ventral de su cuerpo, aletas pectorales y aletas dorsales, es de color blanco. Detrás de la cabeza muestran una marca en forma de “V” invertida de color más claro que la diferencia de otras especies. El color de su cabeza es asimétrico, con la mandíbula inferior izquierda de color negro, y principalmente blanca la inferior derecha. La aleta dorsal es pequeña y se sitúa en el tercio final del cuerpo.

La siguiente entrada sobre el tema de cetáceos está dedicada a los que llegan al Mediterráneo desde otros mares.

Read Full Post »

Iniciamos una nueva categoría, a cargo de José Juan Espina Morales, que trata de explicar cuáles son las especies de cetáceos más frecuentes en el Mare Nostrum, así como ofrecer las directrices esenciales para que sea mas fácil identificarlos.

Las más frecuentes son las que aparecen en la figura superior, y que se corresponden con esta numeración:

    1) Delfín común
    2) Delfín listado
    3) Delfín mular
    4) Calderón común
    5) Orca
    6) Cachalote
    7) Rorcual común

A lo largo de una travesía marítima es posible encontrarnos con multitud de criaturas marinas que habitan en el océano. Sin duda, los más espectaculares (y fáciles de identificar) son los mamíferos marinos del orden de los cetáceos (delfines, cachalotes, ballenas, calderones, etc.). En sucesivas entradas ofreceremos una breve descripción con los rasgos más significativos de cada especie, así como imágenes que nos ayudarán a identificar los animales que podamos divisar desde una embarcación.

Seguiremos el orden numérico de la primera ilustración, por lo que en esta entrada hablaremos primero de los delfines que pueden encontrarse en el Mediterráneo:

a) Delfín Común (Delphinus delphis).
Mide entre 2,3-2,6 m y pesa entre 80-135 kg. Esta especie de delfín gusta delas aguas profundas, no obstante también se acercan a la costa. Cuerpo esbelto y proporcionado. Morro largo y afilado. Las aletas pectorales son pequeñas y la aleta dorsal relativamente alta.
El patrón de coloración posee un aspecto cruzado. La capa dorsal es oscura, con el margen inferior afilado que forma una V (asemeja a un reloj de arena) bajo la aleta dorsal, interceptando y dividiendo la coloración del flanco en dos partes: una anterior, de una tonalidad cremosa a amarillenta y otra posterior gris clara. La garganta y el vientre son blancos hasta detrás de la región genital. En las dos imágenes aparecen un delfín común color crema y otro amarillo.

b) Delfín listado (Stenella coeruleoalba). Mide entre 2,4-2,8 m y pesa entre 120-160 kg. Es la especie más abundante en el Mediterráneo. Normalmente se encuentra alejado de la costa en zonas de gran profundidad. Presenta una silueta bien definida y un hocico prominente. La aleta dorsal es alta y falcada. Una pincelada de color gris claro en el flanco, hacia la aleta dorsal, divide un lomo oscuro de un vientre blanco o rosado. El mejor rasgo distintivo es la banda fina y oscura que se extiende desde el hocico negro hasta la parte inferior del flanco posterior, pasando por el ojo. Entre el ojo y la pectoral también hay una a dos bandas oscuras.

c) Delfín mular (Tursiops truncatus). Mide entre 2,5-4,1 m y pesa entre 200-650 kg. Es el delfín que normalmente se adiestra en los delfinarios. En regresión en el Mediterráneo. Suele vivir cerca del litoral en zonas costeras. Cabeza y cuerpo robustos, con una aleta dorsal alta y falciforme, y con la base ancha, situada en la mitad del cuerpo. Las aletas pectorales son de una longitud moderada, anchas en la base y estrechándose hacia la punta. El cuerpo es de un gris apagado, de tono más oscuro en su capa dorsal y en los flancos, y de color blanco o rosado en el vientre del animal.

La siguiente entrada sobre este tema está accesible aqui

La última entrada sobre los cetáceos está dedicada a los que llegan al Mediterráneo desde otros mares.

Read Full Post »