Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Suecia’

Durante el siglo XVIII se hicieron multitud de viajes transoceánicos. De muchos de ellos nos ha llegado su diario de navegación, pero no es nada frecuente contar con dos versiones de la misma expedición. Este es el caso del buque sueco, el Götha Leijon, cuya misión era llegar a China, y que albergó en sus bodegas dos relatos de este impresionante viaje.

El buque sueco dibujado por Schantz

Un buque de la Compañía sueca de las Indias Orientales

El Götha Leijon era un navío mercante construido (indiaman), que partió en misión comercial de la costa sueca hacia el lejano Cantón en 1746 y regresó a puerto en 1749. Su capitán era Bengt Askbom, hijo de una saga de hombres de mar.

El buqeu sueco

El buque sueco dibujado por Gethe (detalle de una de las ilustraciones)

Este no era el primer viaje a Asia (véase, por ejemplo, los que realizó previamente el Götherborg), pero sus diarios, y especialmente las ilustraciones que contienen, lo han hecho mas conocido que los anteriores.

El Gotha Leijon era uno de los buques de la Compañía Sueca de las Indias Orientales (también conocida como SOIC), que había sido fundada en 1731. Fue la última de las grandes empresas europeas creadas para facilitar, y también monopolizar, el comercio con el continente asiático. Previamente se habían fundado muchas de las compañías homónimas, como la portuguesa en 1587, la británica en 1600 y otras como la holandesa, danesa o francesa ya iniciado el siglo XVII.

La compañía tenía los derechos exclusivos para el comercio de las Indias Orientales y otros lugares al este del cabo de Buena Esperanza. Los buques debían, siempre que fuera posible, estar construidos y equipados en Suecia y bajo bandera sueca.

Calamar dibujado por Schantz

Los relatos

Son dos libros manuscritos. Uno de ellos por Carl Johan Gethe y el otro de Carl Fredrik von Schantz, que relatan la misma misión comercial desde dos puntos de vista distintos. Ambos contienen ilustraciones, pero el texto de Gethe está mucho mas cuidado, además de que es el más conocido, traducido y reproducido.

Una de las hojas del diario de Gethe

El manuscrito que redactó Gethe incluye unas 20 hojas con ilustraciones en color y dibujos de algunas de las ciudades, peces, frutos, insectos, los tipos de buques y la gradación de la costa. También una carta náutica de la entrada de Cantón. El otro texto también aporta ilustraciones, en las que se pueden ver formas de vida en la China del siglo XVIII, algunos animales y varias embarcaciones chinas, algunas de las cuales Gethe también dibuja.

Carta de Cantón (Gethe)

El largo viaje

En su recorrido por la Península Ibérica el barco pasó por Cádiz y llegó a Santa Cruz de Tenerife.

Carta de Cádiz incluida en el manuscrito de Gethe

A Gethe le debieron impresionar mucho estas tierras, ya que las describe y dibuja.

Una vista de costa andaluza en el manuscrito de Gethe

Cadiz

Perfil costero de la ciudad de Cádiz según Gethe

También llamó su atención la isla de Java y, por supuesto, el fin de su viaje de ida, la ciudad de Cantón. De muchos de los lugares visitados, en especial de la parte asiática, describe la vida cotidiana, muchas de las costumbres locales que le parecieron dignas de reseñar, entre las que destacan sus notas sobre gran variedad de formas de la lengua china, así como de la flora y fauna halladas en el viaje. Contiene reflexiones sobre el viaje en sí, muy propias, al gusto de la época.

Una de las magníficas ilustraciones que aparecen en el manuscrito de Gethe

Las naves

Una parte importante de las ilustraciones está dedicada a las naves que los narradores vieron en el viaje. Destacan las asiáticas, aunque también incluyó alguna de origen europeo. Describimos las que son de mayor interés.

La parte superior de la primera ilustración la dedicó a un tradicional junco chino con sus velas al tercio. Se empleaba para la navegación en alta mar y su uso era mayormente en la guerra o piratería. Esta embarcación estaba dotada de mamparos estancos, que dividían el interior del buque en compartimentos aislados, lo cual aseguraba a la embarcación una gran reserva de flotabilidad.

Dos buques uno holandés y otro chino (Gethe)

El otro que aparece en esta lámina doble es un buque holandés de tres palos, probablemente construido en Java, en una mezcla de técnica europea y asiática. Lleva castillo de proa y alcázar en la popa. Las velas son al tercio, como las de los juncos. En la proa lleva un bauprés, con verga para la vela cebadera, a la europea. Se usaría posiblemente tanto para el comercio como en la piratería.

Embarcación fluvial china con unos 20 remeros (Gethe)

También dibujó el barco del dragón, una embarcación fluvial con la que se celebraban regatas en recuerdo del gran poeta chino Qu Yuan. Llevaba unos 20 remeros, un patrón, timonel y un tambor que marcaba el ritmo de la boga.

Nave china de recreo (Gethe)

Igualmente recogió en sus ilustraciones una nave fluvial de recreo. Cuando ésta llevaban a bordo mujeres se les llamaba eufemísticamente “barco de flores”.

Embarcación fluvial para la venta de frutas (Gethe)

También encontramos una pequeña embarcación fluvial para venta de frutas, así como un champán para uso privado de un mandarín, éste último dibujado por Schantz.

Champan (Schantz)

En síntesis, un viaje a la China del siglo XVIII, inmortalizado por dos narradores distintos, en los que se describen e ilustran las particularidades encontradas. Dos documentos de gran interés para conocer de primera mano costumbres, tipos humanos, animales y naves asiáticas que pueden ser de gran interés para los estudiosos en la materia, y que a los aficionados a los viajes y exploraciones les gustará conocer.

Ambos ya están digitalizados para su consulta en idioma sueco. Desde la web de la Biblioteca Nacional de Suecia puede acceder al Diario de Gethe.

Read Full Post »

Durante el siglo XVI el rey sueco Gustavo Adolfo II, conocido como el “león del Norte”, mandó reunir una serie de dibujos y grabados de las principales ciudades europeas.

El rey

El rey Gustavo Adolfo II

Este monarca es muy famoso fuera de Suecia por sus logros militares y porque bajo su reinado Suecia se convirtió en una gran potencia. Sin embargo, en su época se hundió el Vasa, el conocido barco que hoy tiene un museo con este nombre. Aunque fue el gobernante que con mas ahínco defendió el protestantismo en su país, por ironías del destino su hija, la reina Cristina, es conocida como la soberana que renunció a la corona para hacerse católica.

Detalle de unos buques en el puerto de Constantinopla

Detalle de unos buques en el puerto de Constantinopla

Gustavo Adolfo II también fue un hombre de una gran cultura, amante del arte. Como resultado de este interés, con frecuencia ordenaba a sus generales y diplomáticos que compraran tanto libros como mapas, dibujos y grabados en los que aparecieran las ciudades europeas mas importantes de la época.

Detalle Venecia

Detalle de Venecia

Aunque no está muy claro el origen de estos grabados, el antiguo director de la Biblioteca Nacional de Suecia, E.W. Dahlgren, descubrió que el rey los había encargado. 

Detalle de la ciudad de Sevilla

Detalle de la ciudad de Sevilla

La colección está formada por 187 grabados de ciudades, casi todos de finales del siglo XVI. Entre ellos están las urbes portuarias más importantes de Occidente, y de ahí la relevancia de esta serie, conservada en muy buen estado en la Biblioteca Nacional de Suecia. Todas las imágenes provienen de la digitalización proporcionada por dicha institución.

Detalle Góva

Detalle de Génova

Incluimos y comentamos aquí las representaciones de algunas de las ciudades portuarias mas conocidas.

Ámsterdam

La Venecia del Norte, la ciudad de Ana Frank, la urbe cuyas librerías mas hermosas están en Leliegracht, una calle-canal, con el agua casi rozando los pies. Durante la Edad Media había sido un pueblo pescador a las orillas del río Amstel, del que proviene su nombre.

Amsterdam 1597. Fuente BNSuecia.

Ámsterdam 1597

Cuando se realizó este grabado Ámsterdam se había convertido en una de las ciudades más ricas del mundo. Desde su puerto salían embarcaciones hacia el mar Báltico, África, Norteamérica y las actuales Brasil e Indonesia, creando una red comercial mundial.

En el siglo XVII era ya el principal puerto comercial de Europa y posiblemente el centro financiero más grande del mundo.

Constantinopla

Heredera del mundo griego y romano, a lo largo de la Edad Media fue una de las mayores y más ricas ciudades de Europa. Conocida como “la Reina de las Ciudades” y “Encrucijada del Mundo”, recibió a lo largo de su milenaria historia múltiples nombres: primero fue Bizancio, luego pasó a ser Constantinopla y hoy es Estambul.

Tiene una privilegiada situación, ya que está en el estrecho del Bósforo, que divide en dos partes la ciudad de Estambul. A la vez, el estrecho comunica el mar de Mármara con el mar Negro y también separa físicamente Asia de Europa.

Constatntinopla 1616

Constantinopla 1616.

Génova

La vida de esta ciudad estuvo unida desde sus orígenes a su puerto y a las actividades marineras que fueron el punto de referencia constante de toda su historia política y cultural. Durante la Edad Media fue una de las Repúblicas Marítimas que se formaron en el Mediterráneo.

Génova 1553

Génova 1553

Su puerto sigue siendo uno de los más importantes del Mediterráneo, tanto por el tráfico de mercancías como por el movimiento de pasajeros y la amplitud de sus estructuras. Allí encontramos la célebre Lanterna, antiguo faro símbolo de la ciudad.

Lisboa

Situada en la desembocadura del río más grande de la Península Ibérica, su privilegiada situación fue utilizada desde el Neolítico para comerciar con las tribus del interior. Celtas, griegos, romanos y árabes la conquistaron y poblaron. Fue uno de los puntos de parada y abastecimiento de la ruta del estaño.

Lisboa 1619

Lisboa 1619

Durante los siglos XVI y XVII la mayor parte de las expediciones portuguesas de la Era de los Descubrimientos partieron de Lisboa, incluyendo la salida de Vasco da Gama hacia la India en 1497. Su edad de oro es el siglo XVI, porque se convirtió en un punto importantísimo del comercio europeo con el lejano oriente y con Brasil.

Sevilla

El de la Carrera de Indias, el único puerto marítimo de España en una ciudad de interior, albergaba durante el siglo XVI un gran número de embarcaciones a lo largo del río Guadalquivir.

Sevillla, 1619

Sevillla, 1619

Tras la llegada a América en 1492, Sevilla se convirtió en el centro económico del Imperio marítimo español. Los Reyes Católicos fundaron la Casa de la Contratación, desde donde se gestionaban y controlaban los viajes y las riquezas de América. Posteriormente también acogió la Universidad de Mareantes para formar a los pilotos de la Carrera de Indias. Durante el siglo XVI la ciudad experimentó un gran desarrollo.

Venecia

Fundada en el siglo V dentro del Imperio Romano de Oriente, pero poco a poco llegó a independizarse de éste. Durante centurias fue una relevante ciudad-estado, que desarrolló un poderío marítimo de tal calibre que le permitió dominar el comercio en el Mediterráneo.

Venecia

Venecia s. XVI

Debido a su ubicación y a sus contactos, ocupó una posición dominante en el comercio con los reinos de China e India. La ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, fue patria de insignes personajes como Marco Polo y Sebastian Cabot.

 Síntesis

Una importante colección de grabados de ciudades portuarias europeas de la Edad Moderna, reunidas por un rey guerrero muy culto, que forman ya parte del Patrimonio Naval y Marítimo de la Humanidad y están accesibles a nivel mundial gracias a la Biblioteca Nacional de Suecia.

Read Full Post »

Este verano se ha descubierto un mascarón de proa del siglo XV que representa a un monstruo marino. Se ha hallado frente a la costa de Ronneby, en el sureste de Suecia.

Localización del naufragio

Localización del naufragio

El mascarón, que pesa unos 300 kilos, está tallado en el último tramo, con el diseño de un monstruo con dientes feroces de naturaleza indeterminada. Johan Ronnby, profesor de Arqueología Marina en la Universidad Södertörn (Suecia), ha afirmado que el aspecto feroz se hizo con la intención de asustar y de generar miedo entre los enemigos:

“Es un monstruo marino y tenemos que discutir qué tipo de animal es. Creo que es una especie de animal de fantasía – un dragón con orejas de león y la boca cocodrilo”, “es una figura fantástica, única en el mundo”.

El mascarón visto de frente

El mascarón visto de frente

Tiene algo en la boca o a alguien siendo devorado por esta “temible bestia”. El mascarón también podría representar la cabeza de un grifo, una criatura mitológica muy conocida en la época medieval.

Subiendo el mascarón

Subiendo el mascarón

El pecio se halló por primera vez en los años 70 por unos buceadores deportivos, pero los arqueólogos empezaron a trabajar en él ya entrado el siglo XXI. Tomaron una muestra de madera de la nave y el análisis dendrocronológico reveló que ésta era originaria del nordeste de Francia, y fue cortada durante el invierno de 1482-83. Lo que puede conducirnos a pensar que el buque probablemente se construyó en Flandes o en los Países Bajos.

Imagen del hallazgo

Imagen del hallazgo

Los arqueólogos están explorando los restos del naufragio y recuperando una serie de artefactos, entre los que se incluyen nueve carros de hierro y cañones de retrocarga que están ya depositados en el Museo Blekinge. Han encontrado también varios cepos de bombarda (imagen inferior).

Algunas de las maderas recuperadas

Algunas de las maderas recuperadas, que son cepos de bombarda. La segunda por la izquierda muestra los huecos hechos para que se alojasen los aros exteriores que deban consistencia a la bombarda.

cepo de cañon

Un dibujo para entender mejor la función de los cepos de las bombardas de la imagen anterior

Los investigadores han identificado la nave como el Gribshunden, el buque insignia de King Hans de Dinamarca, que se hundió mientras estaba anclado en Ronneby en 1495. Las fuentes históricas informan que el barco iba camino de Kalmar (Suecia), donde el rey Hans se iba a reunir con el regente sueco Sten Sture el Viejo para discutir sobre la retirada de Suecia de la Unión de Kalmar. Por razones desconocidas, el barco se incendió y se hundió, matando a muchos hombres, aunque no al rey, que fue testigo de la desaparición horrible de su buque insignia y de su tripulación.

El barco

Un buque de la época que lleva un mascarón similar. Fuente: Museo Blekinge

La ubicación de los restos del naufragio, frente a las costas de Ronneby cerca de la isla de Stora Ekon, coincide con los relatos históricos del hundimiento del Gribshunden.

El Gribshunden, una nave de gran tamaño (cuya quilla tenía al menos 35 metros de largo), es el buque de guerra armado construido con el forro del casco a tapa y no a tingladillo (la típica de la construcción escandinava) más antiguo que se ha encontrado en aguas nórdicas, y aunque la mayoría de los restos todavía están enterrados en el fondo del mar, los arqueólogos creen que puede ser la nave construida durante el siglo XV mejor conservada del mundo.

Una carraca del siglo XV (Fuente: Biblioteca Nacional de Francia, ms. lat. 6142, fº B vº

Una carraca del siglo XV (Fuente: Biblioteca Nacional de Francia, ms. lat. 6142, fº B vº)

Consultados los expertos de la Cátedra de Historia Naval, éstos opinan que el buque podía ser una coca o una carraca. En la imagen de este tipo de buques (dibujo anterior) se puede apreciar el armazón por encima del castillo de proa y popa, la jareta, que se hacía para defenderse de los abordajes y de la caída de las piezas de la arboladura durante el combate. También se pueden observar las grandes cofas.

En síntesis: el estudio de los restos del naufragio es de relevancia internacional, ya que se remonta a un período muy importante en la historia de la navegación y puede revelar nueva información sobre la evolución de la construcción de embarcaciones y sus intercambios entre los dos mares que bañan el viejo continente. Igualmente porque sucedieron en la era de los grandes descubrimientos, cuando los viajes trasatlánticos comenzaron a cambiar la visión que Europa tenía del mundo.

Otra vista del monstruo marino tallado en el mascarón

Otra vista del monstruo marino tallado en el mascarón, esta vez durante su traslado

Para una explicación más detallada, puede leer la entrada sobre el pecio escrita por Rolf Warming, uno de los arqueólogos que participaron en la recuperación de los restos.

Más información

Read Full Post »